Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Moha ya se entrena y el Avilés espera cerrar la plantilla con otras tres incorporaciones

El club oficializa la marcha de Cristian, y Mario de Luis y Fernando Rodríguez serán los siguientes en salir

Moha Ramos. | R. Avilés

Moha Ramos (Santa Cruz de Tenerife, 13-4-2000) ya suda la camiseta. El nuevo guardameta del Real Avilés se entrenó ayer junto a sus nuevos compañeros y, si el trámite federativo lo permite, podrá estar disponible para el duelo ante el Marino de Luanco. El portero canario se ha convertido en el segundo refuerzo invernal tras Barri. Unos llegan y otros se van. El club oficializó ayer la salida de Cristian Moreno, que sucede a Guille Vázquez y Diego Pereira, y a la que seguirán, en los próximos días, las de los canteranos del Madrid Mario de Luis y Fernando Rodríguez. El club blanco quiere encontrarles un destino en el que dispongan de más minutos. La idea es hacer hueco para poder acometer otras tres incorporaciones.

Moha Ramos ha llegado libre a Avilés. El tinerfeño se encontraba sin equipo tras quedar desvinculado recientemente del Racing de Santander, donde militó en su filial, el Rayo Cantabria. En el conjunto cántabro disputó siete encuentros, en los que encajó cuatro goles, dejando su portería a cero en cinco oportunidades. En su historial destaca su paso por la cantera del Tenerife y del Real Madrid. En el club blanco, estuvo presente en el Mundial de Clubes (2017), formando parte de los seleccionados para acudir a esta cita. En la temporada 2019/20 estuvo cedido en el Birminghan sub-23 y en la temporada pasada, en el Real Unión. Moha Ramos ha sido internacional con la selección española sub-17, con la que se proclamó campeón de Europa en el 2017. Ahora llega al club blanquiazul con la intención de reencontrarse con su mejor versión.

Astu, entrenador del Avilés: “¿Rivalidad? Ahora lo importante es ganar”


“Va a ser un partido intenso y bonito para el espectador”. Astu, entrenador del Real Avilés Industrial, espera un duelo de alto voltaje ante el Marino. “¿Rivalidad? Ahora lo importante es puntuar de tres, la rivalidad es lo de menos”, asegura el técnico de los blanquiazules, que considera que son los gozoniegos, por su comprometida situación en la tabla, los que pueden salir peor parado del choque de mañana (Miramar, 17.00 horas). “Tenemos que recuperar sensaciones, tener una identidad propia y competir bien fuera de casa”, destaca Astu, que dejará fuera de la lista a los jugadores a los que se busca salida.

Compartir el artículo

stats