Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Así fue la jornada de Segunda RFEF: crónicas, puntuaciones e imágenes de los partidos

Grandes victorias del Llanera y el Marino

71

Las imágenes de los asturianos en Segunda RFEF Ricardo Solís, Miki López y LOF

Unión Adarve, 4-Langreo, 0

Unión Adarve: Dani Simón (2); Gallardo (2), Ramos (2), Mayorga (3), Miñambres (2); Calleja (2); Maganto (2), Cruz (2), Tellechea (2); Portero (3), Andrei (2).

Cambios: Llamas (1) por Cruz, min. 65. Channarong (1) por Portero, min. 65. Bruno (1) por Gallardo, min. 75. Albur (1) por Tellechea, min. 75. Íker (1) por Andrei, min. 81.

Langreo: Adrián Torre (0); Gonzalo (s. c.), Lavsamba (1), Lobato (1); Ebea (0), Peli (0), Juan López (0), Junior (0), Angelito (0); Dorian (1), Nacho (0).

Cambios: Álex Sánchez (1) por Gonzalo, min. 9. David (0) por Peli, min. 46. Gabri Ajuchi (0) por Nacho, min. 63. Rabii (2) por Ebea, min. 63.

Goles: 1-0, min. 3: Portero. 2-0, min. 43: Mayorga. 3-0, min. 47: Portero. 4-0, min. 52: Gallardo.

Árbitro: Fernández Rodríguez, Comité Gallego. Amarilla a los locales Gallardo y Llamas; y a los visitantes Lobato y Álex Sánchez.

Vicente del Bosque: 480 espectadores.

Mañana negra del Langreo

El Langreo acusó las bajas y cayó en casa de un recuperado líder Unión Adarve. Los goles claves al inicio y final de la primera parte rompieron la oposición langreana. Portero abrió el marcador en la primera jugada de peligro madrileña y Mayorga, de cabeza tras córner, sentenciaba antes del descanso. Portero lograba su doblete después del paso por vestuarios y Gallardo empujó a gol el balón estrellado en el palo por parte de Andrei. Rabii dio otro aire al Langreo e incluso reclamó alguna pena máxima en el área local, pero el contundente 4-0 resultó definitivo.

La cruz de las lesiones condicionó al Langreo, ya que Samuel Baños no pudo contar con Álvaro García y Pana. Además, el encuentro empezó de la peor forma posible cuando en el minuto 3 un balón en largo a Portero cogía a Adrián Torre adelantado y el delantero local de precisa vaselina lograba el primer tanto. Mazazo que no vino solo, ya que Gonzalo se lesionó y tuvo que ser sustituido por Álex Sánchez. Samuel intentaba reactivar a su equipo tras el gol encajado. Al cuarto de hora pudo llegar el empate, pero el córner sacado por Lobato lo remataba Junior de cabeza fuera. También Dorian probó suerte con un disparo que golpeó en la zaga local. El Adarve se mostraba cómodo con el balón y Maganto remató un par de veces por encima del larguero. Justo antes del descanso llegó el 2-0, cuando un córner botado por Calleja lo remataba con la testa Mayorga lejos del alcance de Adrián Torre.

Para la segunda parte, el técnico langreano sentó a un inédito Peli por David. El Langreo volvía a hincar la rodilla ante la efectividad madrileña, ya que en la primera ocasión hubo un pase en largo a Portero, que se marchaba por velocidad de Lobato y Álex Sánchez y batía por bajo al meta asturiano.

En el 51, falta visitante que Lobato ajustaba al palo izquierdo de Dani Simón. Mientras, el Adarve lograba el cuarto. Falta botada por Channarong, remata Andrei al palo y el rechace le quedaba perfecto a Gallardo para disparar a gol. El Langreo no se rindió y Lavsamba se la dejó de cara a Angelito, que disparó y con el viento hizo un extraño el esférico, obligando a intervenir al meta local. La entrada de Rabii dio mordiente al Langreo y fue derribado un par de veces en el área, reclamando penas máximas al árbitro que no las consideró como tal.

 Samuel Baños / Entrenador del Langreo

Samuel Baños resumió el encuentro diciendo que “vinimos con la gente muy justa. Estábamos casi sin centrales, en la primera jugada del partido se lesiona Gonzalo y a continuación encajamos el primer gol. En el minuto 45 encajamos el segundo y en el 46 el tercero y así es difícil. Este equipo siempre ha competido, pero las circunstancias eran realmente difíciles”. Sobre el resultado dijo que “ellos han tenido las que han tenido, han acertado y no hay nada que decir”. Respecto al futuro señaló que “este equipo va a competir, vamos a pulir las cosas que tenemos que pulir, a intentar recuperar a gente, que al final es de lo que dependemos porque estamos muy justos, hay muchos lesionados”.

Coruxo, 3-Ceares , 1

Coruxo: Alberto (1); Johan (1), Lucas (1), Crespo (1), Aitor Aspas (1); Antón (1), Dani Vidal (2); Álex Ares (2), Mateo (2), Chiqui (2) y Youssef (1).

Cambios: Jacobo Trigo (1) por Crespo, min. 60. Borja Domingo (1) por Aitor Aspas, min. 60. Manu (1)_por Chiqui, min. 60. Martín (1) por Youssef, min. 71.

Ceares: Guille Fernández (3); Héctor_Zuazua (1), Álvaro (1), David (1), Edu García (1), Pelayo (1); Medori (1), Orviz (1), Noé Fernández (1), Óscar Fernández (1) y Abraham Ferreres (1).

Cambios: Marcos (1) por David, min. 57.

Goles: 1-0, min. 14: Youssef. 2-0, 41: Chiqui. 3-0, min. 50: Mateo. 3-1, min. 69: Marcos.

Árbitro: Clemente Manrique, del Comité Tinerfeño. Amonestó a Borja Domingo y Manu, por el Coruxo; y a Pelayo y Marcos, por el Ceares.

Fragoselo: Unos 200 espectadores.

El Ceares, sin opciones en Vigo

El Ceares no fue capaz de sacar nada positivo en su visita al campo de Fragoselo, en donde el Coruxo se despedía de su campo de entrenamiento para estrenar dentro de quince días el nuevo césped del campo de O Vao. Un partido en donde el Ceares ofreció poca resistencia, con un Guille que tuvo una gran actuación. Los jugadores vigueses aprovecharon varias ocasiones de gol durante los noventa minutos de juego. Cierto es que el Ceares llegaba con un número importante de ausencias por lesión al encuentro y, de hecho, Pablo Busto solamente pudo hacer un cambio durante el encuentro, ya que como él mismo reconoció en sala de prensa, el resto de jugadores estaban lesionados.

El Coruxo salió con una presión muy alta, casi en la frontal del área del Ceares, que impedía que los asturianos pudieran sacar el esférico con relativa comodidad. No tardaron los vigueses en mandar el primer aviso, cinco minutos, en una primera parte en donde Youssef tuvo un importante protagonismo. El marroquí no obtuvo el premio en sus dos primeros intentos, pero en el tercero conectó un potente disparo que hizo un extraño, descolocando totalmente a Guille, que nada pudo hacer para evitar el tanto.

Fue un primer tiempo en donde los vigueses dispusieron de numerosas ocasiones para sentenciar el encuentro, y en donde Guille intervino en la mayor parte de ellas. Un problema añadido para el cuadro asturiano era lo poco que le duraba el balón en los pies, lo que hacía inútil todos los intentos por sorprender al cuadro vigués. Un Coruxo que logró el segundo tanto tras una buena internada de Chiqui por banda izquierda, que termina con un potente disparo al segundo palo.

Las cosas no mejoraron para el Ceares en el segundo tiempo. El Coruxo mantenía esa presión alta, recuperaba fácilmente el balón, y a los cinco minutos llegaba el tercer tanto, en una combinación entre Chiqui y Youssef por banda izquierda, que mete el balón para que Mateo, llegando desde atrás, marque el tercer tanto.

Con todo solucionado, el entrenador local, Jacobo Montes, hizo los primeros cambios del partido para dar descanso y salvar a los jugadores con acumulación de minutos y con carga de tarjetas. Cierto es que el Coruxo no sufrió, pero todo cambió a poco más de media hora para el final, cuando Marcos ve adelantado a Alberto, colándole el balón por arriba. Un gol que le dio alas a un Ceares que aun pudo marcar pocos minutos más tarde por mediación de Sergio. Fueron las primeras y dos únicas presencias del cuadro asturiano ante la portería de Alberto en toda la segunda parte.

Al final, justa victoria de un Coruxo que ya piensa en la fase de ascenso. Todo lo contrario del Ceares, que se hunde en el fondo de la clasificación.

Pablo Busto // Entrenador del Ceares

El entrenador del Ceares, Pablo Busto, señaló que “sabíamos como contrarrestar al Coruxo, pero creo que nos faltó atrevimiento para salir en la zonas intermedias a por Mateo, por Antón de Vicente. Después, con balón, la idea era filtrar pases interiores, mover al equipo, pero confundimos el juego porque hubo momentos en que llegábamos a la zona de tres cuartos y volvíamos otra vez hacia atrás, lo que nos impidió salir”.

Llanera, 1-Pontevedra, 0

Llanera: Mapisa (2); David Crespo (3), Otia (3), José Espinar (3), Marcos Arango (3), Dani Ceínos (3);_Omar Sampedro (3), Pape (2), Matías (2), Javi Sánchez (3) y Romaric (2).

Cambios: Amadou (1)_por Romaric, min. 66. Vity (s. c.) por Matías, min. 76. Keita (s. c.)_por Omar Sampedro, min. 76.

Pontevedra: Cacharrón (1); Seoane (2), David Soto (2), Víctor Vázquez (1), Álex González (2), Yelco Pino (3), Romay (2), Javi Rey (3), Brais (2), Charles (1) y Rufo (2).

Cambios: Alberto Rubio (1) por Brais, min. 72. Calvillo (s. c.)_por Álex González, min. 89.

El gol: 1-0, min. 5:_Javi Sánchez.

Árbitro: Jiménez Olano, del Comité Riojano. Expulsó a Charles (min. 83) con roja directa. Amonestó, por el Llanera, a Otia, Pape, Javi Sánchez, Romaric y Keita;_y por el Pontevedra, a Seoane y Yelko Pino.

Pepe Quimarán: Unos 300 espectadores.

El Llanera tumba a un gigante

Victoria de prestigio del Llanera, ante uno de los favoritos al ascenso, que además sitúa al equipo de José Luis Rodríguez a un paso de salir de la zona de descenso. Los llanerenses defendieron con orden y garra el gol tempranero de Javi Sánchez, suficiente para sumar la cuarta victoria consecutiva en su campo.

Al Llanera se le puso el partido muy pronto de cara, ya que en el minuto 5 Javi Sánchez mandó a la red de cabeza, en plancha, el balón rechazado por el poste a un remate de Omar Sampedro. A partir de ahí el Llanera, con una línea de cinco atrás, fue dejando pasar los minutos ante un Pontevedra que tocaba de banda a banda para abrir huecos, pero no encontraba a sus rematadores, Rufo y Charles.

Las mejores ocasiones del primer tiempo fueron para Álex González, al que replicó Mapisa, que debutó ayer en la puerta local. Charles también lo intentó en el minuto 26, con un remate que se marchó cerca del poste derecho.

En la segunda parte, el Llanera siguió defendiendo con orden y apenas concedió un par de oportunidades que se perdieron fuera por poco. El Llanera replicó con un remate de Javi Sánchez al lateral de la red y aguantó sin excesivos agobios los últimos minutos.

José Luis Rodríguez // Entrendor del Llanera

El entrenador del Llanera, José Luis Rodríguez, dio su explicación sobre la buena racha de su equipo, que enlazó la cuarta victoria consecutiva en el Pepe Quimarán: “Se engranó un poco todo porque hay mucha gente nueva a la que le costó más trabajo acostumbrarse el campo”. También destacó la efectividad: “En Salamanca generamos un montón de ocasiones y su portero fue el mejor de la jornada. Esta vez metimos la primera que tuvimos y ganamos el partido. Son las cosas del fútbol”.

“Defendimos muy juntos y la gente trabajó de forma espectacular”, se felicitó Rodríguez, que añadió: “Hicimos un partido defensivamente perfecto y yo creo que ofensivamente también estuvimos bien. A partir del gol se nos hizo más fácil”. Sobre el debut como titulares de Mapisa y Ceínos, el técnico destacó que “estuvieron muy bien los dos, pero es que todo el mundo estuvo a una gran altura. Si seguimos en esta línea vamos a estar muy cerca de la salvación. Estos tres puntos son muy importantes porque te da, además, la sensación de que estás en un gran momento y puedes ganar a cualquiera”.

 

Marino, 1-Compostela, 0

Marino: Buru (2); Borja Álvarez (3), Trabanco (3), Guaya (2), Dailos (2), Julio Delgado (3); Nacho Matador (2), Lora (2), Guille Pinín (2); Luis Morán (2) y Steven (2).

Cambios: César Suárez (2) por Guille Pinín, min. 65. Sergio Ríos (1) por Steven, min. 73. Omar Álvarez (s. c.) por Nacho Matador, min. 85. Nino (s. c.) por Julio Delgado, min. 85. Emilio Morilla (s. c.) por Luis Morán, min. 85.

Compostela: Pato Guillén (2); Roque (2), Álvaro Casas (2), Matías Vesprini (2);_Pablo Antas (2); Rafa Mella (2), Jordán (2), Fer Beltrán (2), Salado (1); Pablo Durán (2) y Primo (2).

Cambios: Escudero (1) por Primo, min. 65. Parapar (1) por Jordán, min. 65. Josiño (s. c.) por Rafa Mella, min. 80.

El gol: 1-0, min. 76: Borja Álvarez.

Árbitro: Álvarez Rodríguez, comité de Castilla y León. Amonestó, por el Compostela, a Roque.

Miramar: Unos 500 espectadores.

El Marino se aferra a Miramar

El Marino sumó tres puntos de oro en su lucha por la permanencia, al ganar a un Compostela que solo había perdido tres partidos en toda la temporada. Al igual que la pasada campaña, el conjunto luanquín ha reaccionado en la segunda vuelta y ya suma cuatro puntos más que en los mismos encuentros de la primera, aunque los resultados de rivales directos le impiden salir, de momento, de los puestos de descenso.

La primera llegada fue un centro de Luis Morán que desvió Roque a córner. Respondió el Compostela con un disparo de Primo sobre la línea de fondo que desvió Buru a córner. En el minuto 31, buen centro de Rafa Mella que remató Pablo Durán en posición forjada, estrellándose el balón en el lateral de la red.

En el 36 llegó la primera ocasión clara del Marino, con un centro de Lora que remató de volea Borja Álvarez, desviando Pato Guillén en una gran intervención. El Marino evitó cometer los errores que le costaron muy caro ante el Salamanca y consiguió llegar al descanso con la portería a cero. Y en la segunda mitad salió presionando muy arriba a la defensa del Compostela, lo que le permitió crear ocasiones.

En el minuto 60, un saque de banda largo de Guaya lo peinó Trabanco, Borja Álvarez metió el balón en el área pequeña y Steven marcó a bocajarro a la red, pero el asistente levantó el banderín. En el minuto 69 Borja Álvarez se convirtió en el mejor rematador del partido, al recibir un pase al hueco de Luis Morán y su vaselina ante la salida del guardameta fue sacada por Salado cerca de la línea de gol.

Tres minutos después, tras un córner favorable al Marino, el Compostela montó una contra clarísima que salvó César Suárez como último hombre. En el 76 llegó el gol, en una gran jugada iniciada por Lora, que tras un caño a un rival realizó un cambio de juego hacia Luis Morán, que sobre la marcha envió el balón al centro del área, donde Borja controló con la derecha y batió con la zurda por bajo a Pato Guillén.

Aún tuvo Borja una nueva ocasión, en el minuto 82, pero esta vez su disparo se fue demasiado cruzado. También el Compostela rozó el empate, sobre todo cuando a Escudero le llegó un balón en el área pequeña defendida por el Marino, pero su tiro se estrelló en el lateral de la red. El propio Escudero, en el tiempo añadido, amenazó a Buru con una llegada al área en disputa con Trabanco. El delantero gallego se fue al suelo, pero el árbitro mandó continuar la jugada. 

Pablo Fernández // Preparador físico del Marino

Ante la ausencia de Manel Menéndez, que cumplió su segundo partido de sanción por su expulsión frente al Salamanca, fue el preparador físico del Marino, Pablo Fernández, quien dio su versión del encuentro: “En la segunda parte buscamos evitar los errores que cometimos contra el Salamanca, no meternos atrás y presionar arriba. Fuimos a buscar el partido”. Fernández añadió que “buscamos las entradas de segunda línea, a la espalda de los centrales. Provocamos varias llegadas y en una de ellos llegó el gol de Borja”.

“Sufrimos al final porque ellos acumularon jugadores de ataque”, señaló Pablo Fernández. El preparador físico marinista también reconoció que “estamos muy contentos con la victoria, que hace bueno el empate de Pontevedra”. Sobre la reacción del equipo en la segunda vuelta explicó que “en el Marino sabemos lo que es estar metidos en problemas y lo que debemos hacer para ir sumando puntos. La dinámica de la segunda vuelta es buena, salvo las derrotas ante el Arosa y el Salamanca. Somos conscientes de la situación en la que estamos y a partir de aquí queremos ir creciendo partido a partido”.

 

 

Real Avilés, 2-Palencia Cristo At., 2

Real Avilés: Davo Armengol (1); Gerard Barri (1), Estellés (2), Jorge Morcillo (2), Juanmi Carrión (1); Hualde (2), Javi Pérez (1), Vidorreta (2); Cedrick Mabwati (1), Natalio (1) y Ródenas (3).

Cambios: Sergio García (1) por Cedrick Mabwati, min. 67. Iago Díaz (0) por Hualde y Cárdenas (0) por Vidorreta, min. 77. Mamor Niang (s.c.) por Estelllés y Nacho López por Gerard Barri, min. 86.

Palencia Cristo Atlético: Guille García (1); Juan Silva (1), Abel Pascual (1), David Gallego (1), Jorge Sellés (1); Álvaro Gómez (2), Josua Pérez (1), Diego González (3), Juan Moreno (1), Edu Gallardo (2); y Frodo Sualdea (1).

Cambios: Rafa Gómez (1) por Josua Pérez y Asier Arranz (1) por Juan Moreno, min. 66. Luis Obispo (s.c.) por Frodo Sualdea y Amado Antolín (s.c.) por Edu Gallardo, min. 90.

Goles: 1-0, min. 36: Hualde. 1-1, min. 81: Frodo Sualdea. 1-2, min. 85: Álvaro Gómez, de penalti. 2-2, min. 96: Ródenas.

Árbitro: López Vila, Comité Gallego. Tarjetas amarillas para los locales Jorge Morcillo, Juanmi Carrión, Hualde, Vidorreta, Javi Pérez y Cárdenas, y a los visitantes Diego González y Edu Gallardo.

Suárez Puerta: 581 espectadores.

Otro paso atrás del Avilés

Al séptimo intento tampoco fue posible y, por lo tanto, el cuatrimestre que el Real Avilés completará sin ganar en el Suárez Puerta, unido al acecho de quienes le preceden en la clasificación, abocan a un tercio final de competición pleno de emociones no deseadas. El de la visita del Palencia fue de esos partidos que suscitan contraposiciones; parecía ganado, parecía perdido y, al final, desembocó en un punto que ya no se sabe muy bien lo que inspira. El análisis, cambiando el orden de los dos primeros indicios, también es válido desde el punto de vista palentino.

Por tercera jornada consecutiva, Astu González apostó por el tridente ofensivo, en el que la determinación de Alberto Ródenas proporcionó la principal esperanza para una afición huérfana de estímulos. Desplazado a posiciones de extremo izquierdo, el alicantino, enchufadísimo, proporcionaba la primera ocasión, que Mabwati, en el minuto 8, estuvo muy cerca de culminar. Los avilesinos se encontraban con el condicionante de las amonestaciones que, en la primera media hora, recibían sus dos zagueros zurdos, Jorge Morcillo y Juanmi Carrión, pero navegaban con la cierta tranquilidad que otorga la posesión.

Una triangulación entre Ródenas y Natalio desembocaba en Hualde, que recortaba a Abel Pascual con la izquierda y remataba con la derecha para llevar al marcador el primer gol de un navarro en la historia del Real Avilés. El propio Hualde, seis minutos después, tenía la gran ocasión de lograr el segundo, pero su remate, al borde del área pequeña y a centro del omnipresente Ródenas, se iba por alto. Antes del descanso, dos acciones de Estellés eran cruciales para que Juan Moreno y Frodo Sualdea no consiguieran la igualada.

Desde el inicio de la segunda parte, el conservadurismo blanquiazul se vislumbró y los morados se hicieron con el control, encabezados por Diego González, buen canalizador. Fue entonces cuando el Palencia, más que de Atlético, ejerció de Cristo, al menos por el milagro de la remontada que estaba obrando. Así ocurría por gracia del córner cabeceado por Frodo Sualdea y el penalti que, por manos del debutante Gerard Barri, transformaba Álvaro Gómez. Ya en el sexto y último minuto de añadido, el propio Álvaro Gómez también cometía mano cerca del córner, Sergio García sacaba la infracción y Ródenas, de cabeza, rescataba un punto aplicando uno de los abecé del fútbol: anticipación, batalla y coj…

Compartir el artículo

stats