Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Baloncesto | LEB Oro

El OCB puede asegurar el play-off con una victoria en la pista del Palma

El Unicaja Banco Oviedo debe ganar y que pierda Alicante ante Gipuzkoa para clasificarse a falta de tres jornadas

Olle Lundqvist, durante un partido del OCB en Pumarín. | Miki López

El Unicaja Banco Oviedo puede asegurar su presencia en el play-off de ascenso a la ACB si consigue ganar esta tarde (18 horas) en la cancha del Palma. Para ello necesita que, además, el Gipuzkoa se imponga mañana al Alicante. Lo cierto es que una victoria dejaría prácticamente clasificado al equipo de Natxo Lezkano para la lucha por subir a la máxima categoría por séptima vez en las nueve temporadas que lleva en la LEB Oro. Una derrota les obligaría a asegurar esa clasificación en su regreso a Pumarín, el sábado 7 de mayo ante el Lleida.

Los azules llegan a este partido en un buen momento a pesar de la derrota (99-74) la anterior jornada en la cancha del Girona, uno de los rivales más fuertes de la categoría. Aunque Lezkano lamentó algunos “problemas físicos”, el técnico vasco podrá contar, salvo contratiempo de última hora, con todos los jugadores de la plantilla.

Lezkano, por su parte, a pesar de lo cerca que tienen la clasificación para el play-off, considera el partido como “muy importante”. “Es un partido que si queremos estar ahí deberíamos ganar”, añadía el técnico. Pero si es importante para un equipo es para el Palma, que se está jugando sus opciones de salvar la categoría. El conjunto isleño trata de reconducir el rumbo tras un mal inicio de temporada pero, con nueve victorias, es penúltimo, a una victoria de la salvación pero con solo cuatro jornadas para lograrlo. “Ellos a falta de cuatro jornadas están metidos en la situación más difícil, evitar el descenso, para Palma es una final”, decía el entrenador del OCB.

Un partido en el que también habrá alguna que otra cuenta pendiente, puesto que en los dos equipos hay exjugadores del rival. En el caso de Palma, Elijah Brown, que fue uno de los protagonistas del OCB la pasada temporada y que llegó a mediados de la actual para intentar conseguir la salvación de los isleños. El OCB, por su parte, cuenta con Sean McDonnell, que militó en el Palma el curso pasado, y, sobre todo, con Olle Lundqvist, que llegó a Asturias a mitad de temporada para disgusto del entrenador del Palma, que criticó duramente la decisión del jugador de fichar por el Unicaja Banco Oviedo. A pesar de todo, Lezkano considera que, dada la trascendencia del choque y lo que se están jugando, los jugadores deberían tener “motivación más que de sobra”.

Compartir el artículo

stats