Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Rugby

El Belenos recibe el aval para sus jugadores de formación

“Ahora tenemos más ganas de jugar la final”, dice el club tras desestimarse la denuncia del Getxo

Julián González placa a un jugador del Getxo en el Muro de Zaro, en presencia de Juan Aristemuño. | Mara Villamuza

El Comité de Disciplina Deportiva (CNDD) ratificó ayer la condición de jugadores de formación de Nacho Fuentes, Julián González, Martiniano Cian y Tsotne Tchumburidze y desestimó la denuncia del Getxo RT, que pretendía que el Pasek Belenos fuese castigado por alineación indebida. La eliminatoria semifinal ya es pasado, con doble triunfo del equipo avilesino (20-23 en Vizcaya y 36-11 en el Muro de Zaro) y el Belenos mira esperanzado hacia la final contra el Pozuelo. La primera cita, este domingo a las 12.30 en terreno madrileño.

El duelo en los despachos se resolvió de la forma esperada por la directiva del Belenos, que desde el principio vio un sinsentido en la reclamación del equipo vizcaíno. En primer lugar, porque la que tramita la licencia de un jugador, y por consiguiente establece si es o no de formación, es la propia federación. Además, el Belenos consultó expresamente con el organismo federativo el estatus de estos cuatro jugadores; si no fueran de formación, no los habría fichado. La reglamentación establece que un equipo tiene que tener en el campo al menos 9 jugadores de formación.

La resolución del CNDD deja en evidencia la confusión del Getxo entre los jugadores de formación y los que pueden jugar con España. Para ser seleccionables es necesario un requisito de residencia en el país durante un largo y continuado periodo de tiempo, algo que no cumplen ni el argentino Nacho Fuentes ni el georgiano Tsotne Tchumburidze y que remarcaba la denuncia rival.

Pero, como explica el informe de la Comisión de Elegibilidad, “se considerarán jugadores de formación aquellos que en el periodo comprendido entre los 14 y los 22 años, ambos inclusive, hayan tenido licencia federativa por cualquier club afiliado a la Federación Española de Rugby o federación autonómica integrada en ella, durante al menos cuatro temporadas, sean consecutivas o no”. Y ambos cumplen esa condición. En el caso de Julián González y Martiniano Cian, ambos argentinos, el Getxo pedía que se comprobase si, efectivamente tenían raíces españolas. Y así lo certifica la federación, que considera probado que un abuelo de Julián nació en Orense y uno de Martiniano lo hizo en Granja de Escarpe, Lérida. Ellos sí pueden jugar con España y, de hecho, Martiniano Cian ya ha debutado con la selección española de rugby 7.

El presidente del Belenos, Felipe Blanco, se mostraba ayer “muy orgulloso del trabajo que hacemos en el día a día del club. Podemos equivocarnos, pero trabajamos con dignidad y honestidad. Ahora tenemos más ganas todavía de jugar la final, hay que prepararla bien”.

Compartir el artículo

stats