Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El éxito del OCB más coral: el Oviedo afronta el play-off con la carga más repartida

Los fichajes compensan los números que presentaba Harald Frey

Olle Lundqvist, durante un partido del OCB en Pumarín. | Miki López

Cumplidos los 34 partidos de la fase regular, y con el inicio del play-off ante el Palencia ya en el horizonte cercano, un vistazo a las estadísticas acumuladas por la plantilla del Unicaja Banco Oviedo permite corroborar dos cosas: que el éxito del equipo depende de la fortaleza del grupo y que los jugadores incorporados como refuerzos durante la campaña han dado resultado.

Tras la marcha al baloncesto alemán, a finales de enero, de Harald Frey, que descollaba en varios apartados numéricos, la carga ha estado más repartida. El noruego se encontraba entre los más destacados de la LEB Oro en anotación, asistencias y valoración. Para cubrir su ausencia, que se sumó a la del fiasco de Kostecka apenas iniciada la Liga y a la de Alberto Martín, el club fichó a Paul Jorgensen, Hansel Atencia y Olle Lundqvist, convertidos en tres de los cuatro mejores anotadores del equipo (13,2 puntos por partido del estadounidense, 12,3 del colombiano y 11 del sueco, intercalados con los 11,3 de Arteaga).

Frey también destacaba por su reparto del juego. Y en la faceta de las asistencias también responden los nuevos. Atencia es el jugador del OCB que más pases de canasta da, 2,5 por partido, seguido por Lundqvist, que ha ofrecido acciones de verdadero talento (2,2). McDonnell es el líder en rebotes (casi 6,5 por choque), Kamba el que más balones roba (0,9) y Kabasele el que más tapona (0,8).

Compartir el artículo

stats