Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fervor por Nadal en los clubes de tenis de Asturias: “Hay que estudiarlo en las escuelas”

El mallorquín no sorprendió ver levantar su 14.º Roland Garros: “Parece algo normal, pero no lo es”

15

Final de Roland Garros | Rafa Nadal - Casper Ruud, en imágenes Agencias

La Asturias tenística se rinde Rafa Nadal. Lo de ayer fue otro hito más en un deportista que para los aficionados es como un miembro más de la familia. Ver ganar a Nadal es ya algo cotidiano y no sorprendió ver levantar al mallorquín su 14.º Roland Garros.

“Parece algo normal, pero no lo es; nos hemos casi acostumbrado a verle ganar”. La frase es de Daniel Canino, un seguidor de Rafa, amante del tenis. La decía ayer desde la primera línea del salón del Club de Tenis de Gijón. A las 3 de la tarde, ya se notaban los nervios entre los aficionados. Iba a empezar la final y no hay una sola persona jugando a esas horas en las pistas de las instalaciones. Todas están delante de la tele. “Tenemos ganas de volver a verle ganar”, confiesa Iñigo Samaniego. Y ahí estaban celebrando los puntos de Nadal, que fueron cayendo uno a uno. “Vamos Rafa”, se escucha en la sala. “Nadal es historia del tenis”, indicaba Pilar Solano, al fondo de la sala.

En la imagen superior, en primera fila y por la izquierda, Carlos Suárez y Daniel Canino.

Intervenía Carlos Suárez: “Todos estamos aquí para volver a ver a Nadal ganar”. Los nervios se convierten en euforia a medida que pasa la tarde. Porque Nadal, aseguran los presentes, nunca defrauda. Y no le da ninguna opción al tenista noruego Casper Ruud. “Es el mejor de todos los tiempos”, añade.

Por la izquierda, Fernando López Castro, Pablo Pérez y Alfonso Rivalla, en Oviedo.

En el Club de Tenis de Oviedo, Fernando López Castro, Pablo Pérez y Alfonso Rivalla apuraban unos gintonics y un café mientras Nadal sometía a Ruud. “Si se retira tendremos que hacernos de Alcaraz”, decía Rivalla, un ferviente seguidor del tenista. “Lo digo muy claro: a Nadal hay que estudiarlo en las escuelas. En vez de las chorradas que hay por ahí. Nadal es un ejemplo de superación y constancia. Los jóvenes de hoy se quejan demasiado”.

Sara Bataille, Carolina Suárez, Marcos Álvarez, Sara Rodríguez e Iría Pastor, en Avilés.

Pablo Pérez comentaba los problemas físicos del tenista, que el propio Nadal analizó tras el partido. “Es un fenómeno, pero tendrá que tratarse porque si no podría quedarse cojo para siempre. A ver qué pasa con él”. Fernando López Castro daba valor a Ruud. “Va a ser un grandísimo jugador”. En el Club de Tenis de Avilés también vibraron con la final. Sara Bataille, Carolina Suárez, Marcos Álvarez, Sara Rodríguez, Iría Pastor compartieron sentimiento con los amantes del tenis en la región: “Vamos, Rafa”.

Compartir el artículo

stats