El Telecable Gijón se clasificó para la final de la Ok Liga al vencer al Manlleu por un contundente 5-1, un resultado engañoso porque el tiempo reglamentario finalizó con empate a uno, pero en la prórroga a las gijonesas les entraron todas las bolas que no lo hicieron en los 50 minutos anteriores. El Telecable Gijón salió decidido a sentenciar la semifinal de la OK Liga y en los primeros minutos encerró al Manlleu en su área. Ya en los dos primeros minutos, Sara Roces y Marta Piquero gozaron de dos claras ocasiones muy bien solventadas por Anna Ferrer. El dominio era gijonés, pero las contras del Manlleu llevaban mucho peligro, lo que también obligaba a Fernanda Hidalgo a emplearse a fondo. Todo ello deparó un encuentro lleno de emoción y de ocasiones.

En una de las contras catalanas, María Díez, con un poco de suerte en su remate, batió a Fernanda y adelantó a su equipo. El Telecable acusó el gol y pasó unos minutos siendo dominado por el rival. La pareja arbitral se ganó la bronca de los aficionados al mostrar tarjeta azul a Sara Roces en una acción en la que una jugadora catalana cayó sin que la asturiana la tocase. Pero el Telecable se quedó sin una jugadora durante dos minutos. Además, Anna Casarramona dispuso de una falta directa que fue detenida por Fernanda evitando el segundo gol catalán. Los siguientes minutos fueron de ocasiones para los dos equipos y al descanso se llegó con ventaja del Manlleu, que en esos momentos igualaba la eliminatoria. Sin embargo, en los primeros instantes de la segunda parte, María Díez frenóa a Rebeca González con una falt que le supuso tarjeta azul y falta directa para el Telecable. La falta se encargó de transformarla Marta Piquero engañando a Anna Ferrer, estableciendo el empate y con 22 minutos por delante. La segunda parte fue frenética con muchas acciones de peligro y gran trabajo para las dos porteras, pero terminó sin goles y como en Manlleu el partido se fue a la prórroga. En el tiempo extra las gijonesas transformaron en gol todo lo que tiraron para lograr un resultado que no refleja lo sucedido en la cancha. En la otra semifinal, el Vila-Sana venció al Palau e iguala la eliminatoria, que se decidirá mañana domingo en el tercer partido.