Pilotando su BRC BR53, Javier Villa marcó ayer los mejores en la subida a Santo Emiliano, que organizó la escudería Langreo Motor Club, y logró una victoria con gran ventaja sobre el segundo clasificado. Villa, en un gran momento de forma, arrancó más de 25 segundo a Gabriel Gutiérrez, que condujo un monoplaza Tatuus F3000. La tercera plaza del podio de esta emblemática carrera de la cuenca del Nalón fue para José Albino García, con barquera Norma FC20, que se situó a algo más de 5 segundos de su predecesor. Villa fue rebajando sus cronos a medida que realizaba ascensiones y detuvo finalmente el crono en 2 minutos 05 segundos y 908 milésimas. En turismos, nueva victoria y sexta plaza en la general para Alberto Ordóñez, que volvió a ser muy incisivo con su Volkswagen Polo N5. Finalizaron la competición 59 pilotos. Por otro lado, el ovetense José Álvarez volvió a reencontrarse con sus cualidades y obtuvo un gran resultado en el rallye de Ourense al clasificarse segundo con su Swift en la monomarca del fabricante japonés Suzuki, informa J. B. Pino