Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Hockey patines

Fernando Sierra: “Duele perder dos finales en nuestra cancha”

El entrenador del Telecable Gijón reconoce que “no fue nuestra temporada en cuanto a títulos”

Mili Carrera abraza a Fernanda Hidalgo, ante las jugadoras del Palau celebrando su victoria en Mata Jove. | Marcos León

El final de Liga no ha podido ser más cruel para el Telecable Gijón. Tras una temporada brillante en la que finalizaron en primera posición en la Liga regular, las gijonesas alcanzaron la final del play-off por el título tras eliminar en semifinales al Manlleu. En la final tenían como rival al Palau i Plegamans, equipo que ya había ganado a las gijonesas en la final de la Copa de Europa disputada hace pocas semanas en el Palacio de los Deportes gijonés. La final de Liga suponía la posibilidad de revancha para el Telecable Gijón, que de nuevo tenía la posibilidad de jugarse un título en cancha propia. Pero no fue así: las catalanas volvieron a ganar asestando un duro golpe moral en una plantilla que luchó por todos los títulos y no logró ninguno.

“Estamos fastidiados y dolidos. La sensación es que hicimos todo lo que teníamos que hacer o por lo menos todo lo que supimos hacer. Y lo hizo todo el mundo: las jugadoras, el cuerpo técnico y la directiva, que realizó mucho trabajo. Me quedo con que todo el mundo trabajó mucho y bien. Para mi entender este trabajo se reflejó en la pista a lo largo de toda la temporada incluso en los dos partidos últimos ante el Palau, en los que tengo la sensación en que hubo momentos en los que merecimos más que el rival. Pero al final el resultado se decantó a favor de ellas porque es un equipo con muy buenas jugadoras y muy competitivas. Desde luego no les quito ningún mérito. Fastidia porque es la segunda vez que pierdes una final en Gijón y eso duele aún más”, reflexiona Fernando Sierra, entrenador del cuadro gijonés, para quien “las jugadoras se merecen este título”.

“No les dije nada al final del partido, no era el momento. Las voy a felicitar, aunque probablemente a ellas no les valga, querían el título. Aunque ya sabemos que el deporte consiste en ganar y perder y muchas veces eso no va relacionado con hacer las cosas bien. Ellas lo saben, saben que son buenas y que hicieron una gran temporada, aunque entiendo que eso ahora no les consuele”, prosigue Sierra.

Para Fernando Sierra el del viernes fue su último partido como entrenador, cerrando de esta manera una carrera de 34 años en los banquillos. “Es obvio que me hubiera gustado dejarlo con un título, pero la vida no es como queremos, si no como se va dando. Me pasé el año diciendo que hay que tener capacidad de adaptación, así que hay que ver que es lo que ha pasado y asumir que este no ha sido nuestro año en cuanto a títulos. Pero me voy contento por el año que hemos hecho todos juntos. Sinceramente creo que hemos hecho un buen año a nivel de juego y el club ha crecido en su infraestructura. Lo sé y eso es lo que te hace sentir bien”.

La planificación de la próxima temporada está prácticamente cerrada con nuevo entrenador, la renovación de la mayor parte de la plantilla, aunque se producen varias y significativas marchas, lo que conllevará alguna llegada. Una segura será la de una portera porque se queda sola Fernanda Hidalgo. El club mantiene la apuesta por las jugadoras asturianas y tantea un fichaje que de manera inmediata aumente el potencial de la plantilla. Para cerrar todo esto queda tiempo. Ahora lo primordial es recuperarse del golpe recibido, aunque el equipo también debe recordar la cerrada ovación con la que los aficionados las despidieron tras el partido del viernes.

Compartir el artículo

stats