Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Juan Manuel Feliz | Presidente del CODIS

"Tras el parón por la pandemia, este Sella valdrá por tres; la gente tiene ganas"

"Hemos aumentado los premios en metálico, superan los de la mayoría de las pruebas de piragüismo"

Juan Manuel Feliz. | J. M. C.

Después de dos largos años marcados por la pandemia, lo que conllevó a la suspensión de la mítica prueba de descenso de ríos, el Sella vuelve a estar en el candelero y ya se vive de forma muy especial a una semana de la gran cita deportiva asturiana, la cual congregará en los aledaños del puente Emilio Llamedo Olivera a más de un millar de palistas en representación de quince naciones. Juan Manuel Feliz Granda, máximo responsable del CODIS, sueña con mantener el Descenso Internacional del Sella como la gran fiesta de Asturias

–Al fin, un Sella que valdrá por tres. ¿Cómo vive estos días previos a la gran cita sellera?

–Efectivamente. Tras el parón de la pandemia retomamos con mucha ilusión la organización de esta 84.ª edición del Sella azuzados por las ganas de Sella que se nota en los visitantes, los ribereños y naturalmente en los piragüistas. Los días previos a esta gran cita son de mucho trabajo y estrés, pero se hace con gusto.

–Hay un gran cartel de participantes, tanto en kayak hombres como en kayak mujeres.

–Todos los grandes campeones de la especialidad de maratón quieren estar en el Sella, una prueba muy especial y carismática con la que todos sueñan. Y eso a pesar de la coincidencia con grandes citas en estas fechas como, por ejemplo, los Campeonatos de Europa que se están celebrando este fin de semana en Silkeborg (Dinamarca) o los Juegos Mundiales que tuvieron lugar hace un par de semanas en Birmingham (Estados Unidos). En el Sella se encontrarán de nuevo para batirse en aguas fluviales, con poco caudal y mucha emoción. Veremos a palistas de la talla del danés Pedersen defendiendo su título de la última edición del Sella, en K-1, con rivales de la talla de Iván Alonso y Kiko Vega; a Becerro y Castañón defendiendo su título en K-2, con rivales como Bouzán y Fiuza; Llorens y Plaza; Julio Martínez y Emilio Llamedo. ¡El Sella en llamas...!

–¿Alguna novedad exótica en cuanto a inscritos?

–Siempre hay algunas novedades. Este año contamos con representantes de la Unión de Emiratos Árabes y de Uruguay.

–¿Han aumentado el capítulo de premios?

–Sí, los premios en metálico son más altos que en las anteriores ediciones y superan los de la mayoría de las pruebas de piragüismo que se celebran en cualquier parte de mundo, pero no dejan de ser una mínima parte del dinero que se puede ganar en otros deportes profesionales como el fútbol, automovilismo, tenis, golf... Hay que ser consciente de que el piragüismo es un deporte minoritario y muy amateur. Baste decir que los vencedores del Sella tanto en K-1 como en K-2, y tantos hombres como mujeres, se llevan un premio en metálico de 1.500 euros por palista.

–¿Cree que será el mejor Sella de la historia?

–Nadie puede decir cuál es el mejor Sella de la historia porque eso va por gustos. El Sella es una combinación de deporte, fiesta, asturianía... Lo que pretendemos es hacer un gran Sella con buen ambiente deportivo y festivo en el que pasemos página de estos dos años de parón.

–¿Ha tocado techo la prueba deportiva o aún puede seguir creciendo?

–En calidad de palistas está a un nivel altísimo, pero puede seguir creciendo. En número de participantes estamos en un techo también muy alto teniendo en cuenta que el Sella es un río pequeño, aunque impresionantemente hermoso, y que este año está afectado por la escasez general de agua. No se puede pedir más para poder estar orgullosos de la salida más espectacular del mundo piragüístico.

–Otro pregonero de lujo, Raúl Entrerríos, uno de los balonmanistas más grandes que ha dado este país.

–Efectivamente, desde que se hizo público que Raúl era el pregonero de esta edición no dejamos de recibir felicitaciones y elogios por poder contar con él y eso se debe no solo a sus méritos y trayectoria deportiva sino también a su calidad humana. Y a eso hay que añadir que es asturiano y mantiene en alto la bandera de Asturias por donde va.

–¿Cuál sería su sueño como presidente del CODIS?

–Creo que el sueño de cualquier presidente del CODIS debe ser mantener la Fiesta de las Piraguas, el Descenso Internacional del Sella, como la gran fiesta de Asturias. Una fiesta en la que, alrededor de una competición deportiva única por su espectacularidad, Asturias se abre al mundo para dar a conocer sus paisajes, del mar a los Picos, sus tradiciones, su música... ¿A quién no se le ponen los pelos de punta al escuchar o cantar el Asturias Patria Querida justo antes de la salida?

–¿Paleará en esta edición o lo verá desde la tribuna?

–Lo veré desde la tribuna con algo de pena por no poder estar en el agua. Pude hacerlo por última vez en 2018 para celebrar los 50 años de haber ganado el Sella con José Luis Gutiérrez y confío en que tenga ocasión de volver a bajarlo.

El Sella adaptado, hoy con 160 palistas

La XXIX edición del Descenso del Sella adaptado, promovida por FEDEMA, se disputa hoy a partir de las 10 de la mañana. Jonás García, con nueve triunfos a sus espaldas, formará junto a José Andrés Blanco, más conocido como "Pepe", la pareja a priori más potente de la prueba, sumando entre ambos doce triunfos selleros. Los participantes saldrán de Arriondas, desde la sede de la Escuela Asturiana de Piragüismo, para realizar un recorrido de 11 kilómetros lúdico hasta llegar a Llordón. Será allí donde comenzará la prueba competitiva, de unos cinco kilómetros de extensión, cuyo recorrido finaliza en el puente de Feve en Llovio, a la altura de Ribadesella. Participarán 160 palistas, entre los que se encuentran 64 deportistas discapacitados. El Descenso Internacional del Sella, por su parte, se disputará el próximo sábado.

Compartir el artículo

stats