Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Bádminton | División de Honor

El Oviedo se refuerza con los daneses Laerke Thomsen y Jacob Jensen

Los jugadores seguirán residiendo en su país y vendrán solo para los partidos

Laerke Thomsen, durante un partido. CBO

Caras nuevas en el Club Bádminton Oviedo. El conjunto asturiano cerró las llegadas de la jugadora femenina Laerke Thomsen y del jugador Jacob Hougaard Jensen, procedentes de Dinamarca, el país dominador del bádminton europeo. El entrenador del CBO, Fran Dacal, mantiene una relación fluida con su homólogo del club de origen de Thomsen y Jensen, al que acudió en busca de jugadores especialistas en la modalidad de dobles; fue así como se fraguó el fichaje de los jugadores nórdicos.

Los jugadores, sin embargo, no vivirán en el Principado, sino que continuarán residiendo en su país. La cuestión puede extrañar a los más profanos en el juego de la raqueta y el volante, pero es una práctica habitual dadas las particularidades propias de un deporte complejo en el plano organizativo. El bádminton consta de tres ránkings: individual, nacional e internacional. Es decir: jugadores, clubes nacionales y selecciones. Es por ello que cuadrar un calendario que permita la convivencia de estas tres esferas exige acometer un delicado encaje de bolillos.

La División de Honor es la máxima categoría del bádminton español. En ella competirán Thomsen y Jensen con el Oviedo. Para no solaparse con las citas individuales o nacionales, se juega una vez al mes con un peculiar sistema de competición: un equipo contra otro, al mejor de siete partidos, distribuidos de la siguiente forma: dos partidos individuales entre chicos y dos entre chicas; dos encuentros de dobles tanto femenino como masculino; y un partido de dobles mixto. El peso de hombres y mujeres es, por tanto, idéntico, lo que hace del bádminton un deporte plenamente igualitario.

Jacob Jensen, en un entrenamiento. CBO

Caras nuevas en el Club Bádminton Oviedo de División de Honor. El conjunto asturiano cerró las llegadas de la jugadora femenina Laerke Thomsen y del jugador Jacob Hougaard Jensen, procedentes de Dinamarca, el país dominador del bádminton europeo. El entrenador del CBO, Fran Dacal, mantiene una relación fluida con su homólogo del club de origen de Thomsen y Jensen, al que acudió en busca de jugadores especialistas en la modalidad de dobles; fue así como se fraguó el fichaje de los jugadores nórdicos.

Los jugadores, sin embargo, no vivirán en el Principado, sino que continuarán residiendo en su país. La cuestión puede extrañar a los más profanos en el juego de la raqueta y el volante, pero es una práctica habitual dadas las particularidades propias de un deporte complejo en el plano organizativo. El bádminton consta de tres ránkings: individual, nacional e internacional. Es decir: jugadores, clubes nacionales y selecciones. Es por ello que cuadrar un calendario que permita la convivencia de estas tres esferas exige acometer un delicado encaje de bolillos que se ha tenido en cuenta a la hora de incorporar a los daneses.

Compartir el artículo

stats