Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alimerka Oviedo ya tiene más de la mitad del equipo tras la incorporación de Shaquille Walters: faltan cuatro fichajes

El equipo que va a entrenar Trifón Poch busca dos exteriores y dos interiores más para cerrar una plantilla que será de 12 jugadores

Romeo Crouch, uno de los fichajes del Alimerka Oviedo Baloncesto, con el balón.

El Alimerka Oviedo Baloncesto ya tiene forma y lo que faltan son al menos cuatro retoques con los que terminar de confeccionar una plantilla que mezclará la experiencia de unos pocos jugadores que conocen bien la LEB Oro con otros tantos que llegan con la intención de demostrar que están capacitados para rendir a buen nivel en el baloncesto profesional. Y es que si hay algo que distingue a la plantilla que se pondrá a las órdenes de Trifón Poch a finales de agosto es la ambición por demostrar cosas.

Es el caso de un jugador joven como Adrià Domenech, que procede del Prat y que, tras un gran verano con la selección española, proclamándose campeón de Europa sub-20, espera dar un paso adelante esta temporada a las órdenes de Trifón Poch y demostrar que puede ser un jugador importante en el baloncesto español los próximos años. También Chuso González espera tener más peso esta campaña después de disfrutar de pocos minutos en la pasada en Palencia.

En la misma línea, los debutantes en la categoría, Shaquille Walters y Romeo Crouch, llegan a Oviedo con el objetivo de demostrar que pueden trasladar su buen rendimiento en la liga universitaria de Estados Unidos al baloncesto profesional europeo. En el caso de que finalmente se cierre el fichaje de Nigel Pruitt, su caso es algo diferente, puesto que cuenta con experiencia en Europa y lo que busca en Oviedo es dar ese paso que le falta para jugar en las principales ligas del continente después del gran año que ha realizado en la liga BNXT, en la que compiten equipos de Bélgica y Holanda.

La continuidad la ofrecen tres jugadores ya con amplio bagaje en el Oviedo Baloncesto y que deberán ser los pilares para construir un nuevo edificio. El capitán, Oliver Arteaga, es una referencia absoluta en la categoría y volverá a ser la referencia interior del equipo. A su lado tendrá a Marc Martí, un jugador que tras pasarse una temporada en blanco por una lesión regresa con la ilusión de retomar el camino que comenzó al principio de la pasada campaña. Alonso Meana, por su parte, será el ancla en la dirección de juego del OCB, siendo ya un jugador consolidado en la categoría.

A la plantilla le faltan aún cuatro piezas, siempre y cuando el fichaje de Pruitt se confirme, que serán dos para reforzar la línea exterior y otros dos para sumar piezas al juego interior. Uno de los fichajes será de un español para cumplir con el cupo de seis que bonifica la Federación Española de Baloncesto.

Atencia, cerca de salir a Estudiantes

El base internacional colombiano Hansel Atencia está cerca de salir a Estudiantes, equipo que se ha mostrado interesado en el jugador a pesar de que tiene contrato en vigor con el OCB. Si finalmente Atencia sale al Estudiantes, será el segundo que estuvo la pasada temporada en el equipo asturiano que se sume a los madrileños, que han firmado también a Paul Jorgensen. Además, el Estudiantes, un histórico del baloncesto español, equipo obligado a ser uno de los candidatos a pelear por el ascenso a la ACB, estará dirigido por un exentrenador del Alimerka Oviedo Baloncesto, Javi Rodríguez. El gallego pasó tres años como entrenador ayudante de Carles Marco y otras dos como primer entrenador del OCB. La primera de ellas llevando al equipo a disputar el play-off de ascenso a la ACB y la segunda siendo sustituido por Natxo Lezkano.

Compartir el artículo

stats