Pablo Carreño, flamante campeón del Masters 1.000 de Montreal, pagó ayer sus trece dobles faltas cometidas ante el serbio Miomir Kecmanovic con la eliminación en la primera ronda del torneo de Cincinnati.

Tras coronarse en Montreal ante el polaco Hubert Hurkacz con el primer título Masters 1.000 de su carrera, Carreño había ganado 6-1 el primer parcial ante Kecmanovic, pero se atascó con el servicio en el segundo y tercer set y acabó cayendo 1-6, 7-5 y 7-6(4).

En la pista 3 del Lindner Family Tennis Center, el jugador de Gijón se rindió tras una batalla de dos horas y 55 minutos y Kecmanovic se enfrentará en la próxima ronda al italiano Jannik Sinner, décimo cabeza de serie del torneo.

Pese a conseguir más que el doble de golpes ganadores que Kecmanovic (69 a 34), Carreño acabó pagando sus trece dobles faltas, once de ellas en los dos sets finales y hasta siete en el tercero.

A pesar de esas dificultades, el español tuvo una rotura de ventaja en el parcial decisivo y parecía lograr domar el ímpetu de un Kecmanovic que, pese a no tener continuidad, nunca dejó de luchar por cada punto. El serbio recuperó un 2-4 adverso y salvó tres bolas de rotura con 5-5 en el marcador que hubieran podido cambiar la historia del encuentro.

El tenis español sigue en juego en Cincinnati con Rafa Nadal, que regresa a este torneo cinco años después de la última vez, Carlos Alcaraz, Paula Badosa y Garbiñe Muguruza.