Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Balonmano | Primera Nacional

Juan Muñiz ya está de vuelta

Juan Muñiz. | Ricardo Solís

"Si todo va bien este viernes me dan el alta y ya podré estar con los muchachos". El Cafés Toscaf Atlética Avilesina está muy cerca de hacer realidad un regreso muy esperado. Tras 31 años con Juan Muñiz a los mandos de la nave avilesina, durante este inicio de temporada el experimentado entrenador no pudo estar presente en el banquillo del conjunto cafetero al estar de baja. Un cáncer de próstata alejó al técnico de las pistas, pero tras cinco semanas de baja uno de los símbolos de la Atlética está de vuelta.

"Esta semana voy a empezar a ir a los entrenamientos. En teoría el viernes me dan el alta, pero ya se sabe cómo son estas cosas, nunca se puede asegurar al 100%. Si todo va bien para este fin de semana estoy de vuelta, sino para la semana que viene seguro que puedo", asegura Muñiz. El avilesino muestra unas ganas de volver propias de un gran amante del balonmano. "Tengo un poco de mono", reconoce entre bromas.

"¿Cómo no voy a echar de menos lo de estar con los jugadores? Es lo mejor", explica el técnico, que no puede ocultar la felicidad que le da volver a la pista. Además, el equipo no puede estar funcionando mejor. Los cafeteros marchan líderes de Primera Nacional y muestran una capacidad ofensiva asombrosa, siendo el conjunto más goleador de la categoría. "Estoy muy contento con cómo está funcionando todo. Eso sí, lo pasó mucho peor viéndoles por la tele que en el banquillo", bromea.

Su sustituto está siendo Guillermo Artime, que durante las últimas temporadas era su segundo entrenador. "Guille es de la casa. Es lo bueno que tiene este equipo. Tenemos cinco lesionados y no se nota sobre la pista, porque todo el mundo está preparado para rendir. Y en el banquillo pasa igual. Está haciendo un trabajo espectacular", destaca Muñiz, que asegura que dentro de la Atlética Avilesina nadie es imprescindible, incluso él.

"Gracias a Dios somos un club que está muy bien estructurado. Por abajo están haciendo una gran labor, el futuro está más que asegurado. Se ve que esto no es un proyecto unipersonal, cada uno asumimos nuestra responsabilidad", comenta el avilesino sobre todo el trabajo que detrás de la Atlética, clave para seguir rindiendo al más alto nivel sin que los resultados deportivos se resienten.

"Voy a ir volviendo poco a poco. No puedo llegar el primer día y ya está. Hay que respetar el trabajo de Guille, que lo está haciendo muy bien, y yo por ahora me limitaré a aportar mi experiencia y dar mi opinión", indica Muñiz, que no quiere tocar lo que está funcionando a la perfección. Sobre el cambio, el técnico cree que los jugadores "ni notaran el cambio, trabajan tan bien que no hace falta casi ni darles indicaciones".

Compartir el artículo

stats