Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los internacionales asturianos no pierden la fe en el equipo de Luis Enrique

"Seguimos confiando en la selección", aseguran los exjugadores, que destacan el nivel del encuentro frente a Alemania

Luis Enrique, en el partido ante Alemania. RFEF

Satisfacción entre los internacionales asturianos tras el empate de España ante Alemania. Dada la enjundia del rival y el nivel mostrando por la selección, los exjugadores coinciden en que el partido de la Roja es bueno, ya que enfrente tenía a un rival que propuso una presión asfixiante. "Seguimos confiando en España", concuerdan los consultados por LA NUEVA ESPAÑA, que esperan que los de Luis Enrique sentencien el pase con una victoria ante Japón.

"Jugaron muy bien. Ha sido un partido muy bueno, hemos tenido más ocasiones. Teníamos que haber ganado el partido, el fútbol a veces no es justo", asegura Juanele, exjugador del Sporting, que se muestra contento con lo que ha visto de España. "La propuesta no ha cambiado mucho de la que se vio ante Costa Rica, pero el rival era muy diferente. Alemania tiene un gran currículum", explica el gijonés, que cree que la mayor diferencia entre ambos partidos se vio a la hora de presionar, ya que los alemanes salían a morder. "El jugador que más me ha gustado es Dani Olmo. Encaró, dio varios pases de gol, participó mucho en el juego... Para mí ha sido el mejor del partido", indica.

Eloy Olaya, exdelantero del Sporting, concuerda con Juanele en que la clave del partido estuvo en la presión. "Dificultaron mucho el manejo del centro del campo. Alemania salió con una presión muy alta sobre los hombres claves del centro del campo de España. Neutralizaron a Busquets, Gavi y Pedri", señala, destacando el trabajo colectivo de todo el conjunto alemán. "España empezó mejor, con las líneas muy adelantadas. Pero Alemania supo hacer daño en la salida de balón, marcando a Busquets y Gavi", explica el gijonés, que echó en falta más subidas de Jordi Alba en ataque.

"Han tenido todos momentos muy buenos, no podría quedarme solo con uno. Unai Simón fue determinante en varias acciones, Morata hizo el gol y estuvo muy bien... Quizás me quedaría con Rodri, tuvo mucha consistencia", comenta Eloy Olaya, que cree que la nota global de España es de notable.

Para Oli el choque estuvo igualado y pendiente de detalles. "Fue un partido de verdad, con igualdad, entre dos grandes equipos. La primera parte fue equilibrada, en la segunda España se encontró con el gol y ahí es cuando peor jugó, porque dio un pasito atrás. Creo que en los últimos 20 minutos a España le faltó control del partido", argumenta.

El ex del Oviedo continúa con su análisis: "Me ha gustado mucho Musiala, ha estado muy bien. En España, me quedo con Dani Olmo, con claridad y desborde, y Gavi. Eché un poco en falta que aparecieran más Pedri y Asensio". En cuanto a los defectos de los de Luis Enrique, Oli explica que "atrás estuvimos indecisos, sobre todo en la salida del balón. No estuvimos finos y nos complicamos demasiado".

José María García Lavilla, internacional en seis ocasiones en los años 60, coincide con Oli en que fue un partido "bravo, con un rival más duro que Costa Rica. El resultado fue justo. España dio el nivel, es un equipo joven y para muchos es la primera vez en un Mundial; les doy un notable alto". Para José María, "tanto cambio a última hora se pudo acusar. A España le faltó al final entrar más en juego porque Alemania se creció".

El ex del Oviedo destaca a Busquets en la propuesta de la selección: "No solo ante Alemania, sino todos los días lo hace bien. No suele hacer mucho ruido, es clave para que todo funcione". José María cierra su análisis afirmando que sigue "completamente confiado en esta selección. Ha demostrado que es muy difícil ganarle".

Compartir el artículo

stats