Tras sumar su primera victoria de la temporada, el Alimerka Oviedo Baloncesto buscará hoy a las 20.30 horas asaltar la cancha del Melilla, equipo que acaba de perder a su base titular, Guillem Ferrando, que ha vuelto tras su cesión al Valencia. Trifón Poch no puede ocultar su alegría tras el triunfo en casa ante Coruña, el primero de la temporada, pero quiere mantener los pies en el suelo.

La semana de trabajo. «Ha sido una semana más normal. La pasada estuvimos todos juntos por primera vez y esta vez hemos tenido ya dos días para dos sesiones con todo el grupo. Evidentemente, te permite hacer las cosas de otra manera. El trabajo ha sido muy bueno, tanto a nivel de intensidad, de contacto y de físico. Es algo imprescindible, así seremos más competitivos».

Trabajar tras la primera victoria. «La victoria tiene que servir para varias cosas. Los jugadores son los que más sufren este tipo de situaciones, por lo que esto les viene bien para descargar esa losa que tenían en la cabeza. Esa suelta de aire te permite estar de una manera diferente, ver que eres capaz de verdad y que poco a poco las cosas van a ir encauzándose. Pero ahora tampoco nos confundamos. El mejor ejercicio que podemos hacer es ver la clasificación y ver quién va último. Hay que valorar todas las cosas positivas del otro día porque son las mismas que vamos a necesitar para enfrentarse al Melilla. Tienen menos físico que el Coruña, pero juegan con oficio. Además, vienen de perder y quieren recuperar las buenas sensaciones. Tenemos que estar al nivel. Nuestro comportamiento fuera de casa ha sido muy malo, no hemos competido nada. Casi siempre en la primera parte, sobre todo en el primer cuarto, hemos perdido muchas opciones de competir por ganar. Es una asignatura pendiente hasta ahora, debemos estar concentrados desde el primer segundo, hacer un buen inicio de partido, como el equipo ha demostrado muchas más veces en casa».

El Melilla. «Es un equipo con oficio, que sabe bien como optimizar sus recursos. Juega con ritmo y tiene muy buen porcentaje desde el triple. Además, tiene muchos hombres que pueden hacer daño desde fuera. Ya quisiéramos nosotros estar cerca de los porcentajes que tienen ellos desde principio de temporada. Es un equipo muy sólido en situaciones de juego para buscar a esos tiradores. También son buenos en el ‘pick and roll’. En definitiva, máxima exigencia por nuestra parte para hacer un partido sólido y serio, para que no estén cómodos».