Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fútbol

Al Langreo de Javi Vázquez le salen las cuentas: El técnico madrileño ha sumado 11 puntos en 8 partidos, cuando en los 10 primeros se hicieron 8

Los jugadores del Langreo celebran uno de los goles ante el Laredo. | José Antonio Miguélez

El Langreo está en su mejor momento de la temporada y ya ve más cerca los puestos que dan la permanencia. El conjunto entrenado por Javi Vázquez está ahora mismo a cuatro puntos del puesto que disputaría la promoción por salvarse, que ocupa ahora mismo el Rayo Cantabria, que es precisamente el rival que visitará Ganzábal el domingo, a las 17 horas, en un duelo que se presume clave para los intereses del equipo de Langreo.

Las cifras han mejorado notablemente para el equipo de Ganzábal tras la destitución de Roberto Robles y la llegada de Javi Vázquez. En los diez primeros partidos, en los que el asturiano estuvo al frente, el Langreo solo fue capaz de sumar ocho puntos. En los ocho partidos que lleva el técnico madrileño son ya once los puntos conseguidos. Tres puntos más en dos partidos menos.

Javi Vázquez tuvo un buen aterrizaje en Langreo. En su primer partido fue capaz de ganar a un equipo complicado, el Coruxo, a domicilio (0-1). El Unión Popular no le pudo dar continuidad a ese buen resultado y empató en casa (1-1) ante el Bergantiños, uno de sus rivales por la permanencia. Y llegó a parecer que el efecto de Javi Vázquez se esfumaba cuando sumó a continuación una derrota (2-1) con la Gimnástica, equipo que en cualquier caso está en la parte alta de la clasificación. En el siguiente partido, ante el líder incontestable del grupo 1 de Segunda RFEF, el Arenteiro, los langreanos fueron capaces de empatar (0-0), pero después cayeron ante el Avilés (2-0) y dio la sensación de que el equipo no terminaba de despegar. Pero la victoria (2-0) ante el Palencia Cristo Atlético supuso un golpe de moral importante para el Unión Popular, que ganó con solvencia a un equipo que está asomado a los puestos de promoción de ascenso. Los del Ganzábal cayeron después en el campo del Valladolid Promesas, otro de los que está en puestos de promoción de ascenso, pero volvieron a dejar muy buenas sensaciones a domicilio en el campo del Laredo (1-2), en este caso un rival claro en la lucha por la salvación. El balance que deja Javi Vázquez es, por tanto, de tres victorias, dos empates y tres derrotas.

El entrenador madrileño aseguró que los partidos en casa van a ser fundamentales para sacar adelante el objetivo, aunque en las próximas jornadas tiene algunos compromisos claves en casa y fuera. El del domingo, el primero de ellos, ante el equipo que ahora mismo es el que marca la salida del descenso directo. A continuación, visitará al Marino en un derbi que se presenta también como una buena oportunidad de escalar posiciones y acercarse a la permanencia. Luego, vendrá a Ganzábal el Compostela, segundo clasificado, y después visitará el campo del Burgos Promesas. Otra oportunidad de ir sumando hacia un objetivo que hasta unas pocas semanas parecía muy lejano y que, sumando con cierta regularidad, se ve cada vez más cerca.

Compartir el artículo

stats