Día del Periodista 50%DTO. La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Valcarce, precisión para el Avilés: El equipo blanquiazul completa la banda izquierda con el berciano y confirma la marcha de Sergio García

Luis Valcarce, durante su etapa en la Ponferradina.

El Avilés terminó de apuntalar la banda izquierda con el fichaje de Luis Valcarce, un futbolista berciano especialista en los centros laterales, con experiencia en Segunda División y que esta temporada estaba en el Badajoz de Primera RFEF. El nuevo jugador blanquiazul, que desde ayer mismo está a las órdenes de Emilio Cañedo, firma hasta junio de 2024, con la idea de que tenga continuidad la próxima temporada. Una fórmula que ya empleó la entidad con la primera incorporación invernal, Iván Serrano, que compartirá banda izquierda con el último fichaje.

Luis Valcarce (Ponferrada, 3 de febrero de 1993) puede actuar tanto de lateral como de extremo y ha jugado 128 partidos en Segunda División repartidos en tres equipos: Numancia, Ponferradina y Alcorcón. Cuenta también con experiencia en el extranjero, en el Arka Gdynia polaco.

El apellido Valcarce es familiar en el fútbol profesional, ya su hermano gemelo, Pablo, delantero, acumula muchas temporadas en Segunda División y en la actualidad es componente de la plantilla del Burgos, equipo revelación de la categoría de plata.

La de Luis Valcarce es la sexta incorporación del Avilés en esta ventana invernal de fichajes. Con anterioridad llegaron el mencionado Iván Serrano, el portero Álvaro Fernández, el central Rodri Suárez, el defensa Mayorga y el extremo César. Tanto este último como Iván Serrano son avilesinos, con lo que el club blanquiazul suma talento local.

Por contra, han causado baja otros seis futbolistas: Vinicius, Joao Bravo, Rabii, Alan Montes, Jonxa, Saldaña y Sergio García, marcha anunciada ayer.

La historia de Sergio García con el Avilés está llena de altibajos. Llegó en el verano de 2021 como uno de los refuerzos para el estreno del debut en Segunda RFEF, pero apenas contó para De Paz ni para Astu, el director deportivo que bajó al banquillo tras destituir a Chiqui. Su participación fue más habitual cuando Astu decidió darle los mandos de la plantilla a Emilio Cañedo.

Fue en ese tramo final de temporada cuando se produjo el momento más brillante de García en el Avilés, un triplete en cinco minutos que dio al equipo el triunfo en Móstoles y la tranquilidad en una temporada que empezó con aspiraciones de jugar el playoff de ascenso y que tenía al proyecto más cerca del descenso que de la promoción.

"Cañedo me está dando confianza", decía Sergio tras el "hat trick". Esa confianza fue clave para que el zamorano renovase una campaña más, pero la llegada de Isi Ros, que se ha convertido en una de las referencias ofensivas del Avilés, le ha eclipsado. Al final, ha optado por buscarse otro equipo.

El Avilés, que tiene previsto presentar hoy a César, Mayorga y Luis Valcarce, confía en que esta remodelación sirva para impulsar al equipo definitivamente hacia el playoff. Ahora mismo está entre los elegidos, aunque la igualdad es máxima en la categoría.

Compartir el artículo

stats