Manolo Simón no olvida un año "impresionante"

"Cuando pienso en el Cova lo hago en los buenos momentos", dice

Manolo Simón, ayer en el Club Prensa Asturiana.

Manolo Simón, ayer en el Club Prensa Asturiana. / Irma Collín

Patrocinan:
Caja Rural
Cyasa
Asturdai
PDM Siero

Manolo Simón fue distinguido como mejor entrenador de Tercera ayer en la Gala de los Mejores del Fútbol Asturiano, que tuvo lugar en el Club Prensa Asturiana de LA NUEVA ESPAÑA. Simón logró el ascenso directo a Segunda Federación con el Covadonga, quedando primero en Tercera Federación al mando del equipo del ovetense barrio de Teatinos. El segundo fue Lucho Varela por su labor con el Praviano. "Es un honor y muy halagador recibir un premio en el que los que te votan son tus propios compañeros en los banquillos. Los entrenadores nos hacemos todos mejores los unos a los otros compitiendo entre nosotros", comentó Simón.

Para el técnico, la pasada temporada fue "impresionante": "Tuvimos un año espectacular, uno de los mejores de nuestras vidas. Es difícil que se repita una temporada así, no por el hecho de lograr el ascenso, pues cada año hay equipos que suben, sino por la forma en que se produjo, con un buen ambiente espectacular. Eso es lo que nos hace sentir más orgullosos".

Sin embargo, Simón no pudo tener el mismo éxito este curso con el Covadonga, siendo despedido del conjunto ovetense hace unas semanas. "En el fútbol cambia todo muy rápido. Me quedo con lo bueno, trato de aprender de lo malo y toca mirar hacia adelante. Cuando piense en el Cova, pensaré en los buenos momentos del año pasado en los que lo pasamos muy bien tanto el club como los jugadores como el staff técnico", concluyó.

Para sustituir a Simón, el club de Teatinos ascendió a David González desde el División de Honor. Pero los resultados del nuevo entrenador no están siendo mucho mejores que los de su predecesor, y el Covadonga continúa en puestos de descenso, en el penúltimo lugar de la tabla, a ocho puntos de una promoción de descenso que marca el Deportivo Fabril. Actualmente, Simón se encuentra sin equipo, esperando nuevas oportunidades.