Montse Tomé quiere más

La sierense piensa en clasificar a la selección para los próximos Juegos Olímpicos de París: "Sería lo máximo"

Montse Tomé, seleccionadora nacional de fútbol femenino: "Los Juegos Olímpicos son un reto y siento que soy una privilegiada"

VÍDEO: Amor Domínguez/ FOTO: Irma Collín

Patrocinan:
Caja Rural
Cyasa
Asturdai
PDM Siero

2023 ha sido un año inolvidable para Montse Tomé. La sierense se ha convertido en la primera mujer en ser nombrada entrenadora de la selección española femenina de fútbol, un hito casi tan histórico como del que fue partícipe el pasado verano en Australia y Nueva Zelanda, cuando, como segunda de Jorge Vila, tomó parte en el primer título Mundial del combinado femenino.

Todos estos méritos han hecho a Tomé acreedora de la distinción a mejor entrenadora en la Gala de los Mejores del Fútbol Asturiano organizada por LA NUEVA ESPAÑA y que tuvo lugar ayer en el Club de Prensa Asturiana. La sierense coge el testigo, de este modo, de Marcelino García Toral, galardonado en la pasada edición. "Es un orgullo y un placer poder recibir este premio tan especial, además en mi casa, en Asturias. 2023 fue un año muy bueno, con grandes éxitos deportivos, como el Mundial", destacó Tomé, que dijo sentirse una "privilegiada": "Estoy muy bien acompañado por el gran cuerpo técnico que me acompaña y el gran talento de nuestras jugadoras".

Cuando piensa en 2023, lo primero que se le viene a la cabeza a Tomé, reconoce, es "todo el trabajo que ha costado conseguir todos estos logros": "Llevamos mucho tiempo esforzándonos y progresando año a año para el que el fútbol femenino esté en el lugar que se merece, y creo que gracias a eso se han conseguido muchas otras cosas".

A pesar de lo provechoso que resultó el pasado año, la seleccionadora no se detiene y ya tiene la vista puesta en un futuro en el que se divisan acontecimientos tan estimulantes como los Juegos Olímpicos de París. España se juega el acceso a la cita olímpica el próximo 23 de febrero en la semifinal de la Nations League contra Países Bajos. En caso de ganar, las de Tomé abrocharían su clasificación con independencia del resultado en una hipotética final. "Estamos dedicando mucho tiempo y mucha energía en preparar ese partido contra Países Bajos -explicó-. Desde que sabemos que van a ser nuestras rivales, las analizamos meticulosamente, y también seguimos a nuestras jugadoras".

Tomé, deseosa de que llegue el enfrentamiento contra Países Bajos -un rival "duro"-, tiene "ganas de que vayan pasando los días" para encarar una decisiva cita que permitiría a la sierense cumplir un sueño. "Como jugadora, me hubiera gustado disfrutar de unos Juegos. Todo deportista quiere estar en un evento así. Entrenar a España en París sería lo máximo", remató Tomé, para la que el inolvidable 2023 ya es historia y se ocupa ahora de seguir dejando huella en un 2024 en el que tiene la oportunidad de volver a citarse con la gloria.