La crónica de José Enrique Cima de la primera etapa de la Vuelta a Asturias de ciclismo: Isaac del Toro embiste en Lena

El mexicano da un recital tras atacar en El Cordal que le permite ser líder y lograr su primer triunfo en Europa

Isaac del Toro, celebrando su victoria. |

Isaac del Toro, celebrando su victoria. | / David Cabo / Roberto Menéndez

José Enrique Cima

José Enrique Cima

Isaac del Toro hizo honor a su condición de favorito, a pesar de sus 20 años, y dio un recital de fuerza e inteligencia con su ataque y embestida en la parte final de El Cordal. El mexicano descendió con gran maestría hasta la meta triunfal de Pola de Lena y a pesar de caerse a tres kilómetros de la llegada, se levantó para lograr el liderato de la Vueltina que debería darle la general final, sumar su primer triunfo en Europa y repetir aquel triunfo de su paisano Raúl Alcalá en 1990, cuando el azteca superó a Miguel Indurain. Ahora debe ser su equipo, el UEA Emirates, quien le arrope de nuevo en las metas de hoy en Ribadesella y mañana en Oviedo para ser el ciclista más joven en ganar la ronda del Principado. Del Toro ha atesorado una ventaja de más de un minuto sobre los otros aspirantes a destronarle.

Los 179 kilómetros de la primera etapa que separaban Oviedo de Pola de Lena arrancaron con una fuga inicial compuesta por los corredores Ibon Ruiz (Kern Pharma), José María García, Asier González y Álex Molenaar (Arabay), Oliver Rees (Sabgal), Fran Muñoz (Polti Kometa) y el asturiano Samuel Fernández (Caja Rural), que tomaron 4-15 subiendo La Cabruñana y llegaron a superar los 5 minutos, tras ascender Las Estacas y Las Cruces.

La persecución le tocó siempre a los hombres del Emirates, que decidieron acabar con la aventura a los pies del temible Tenebreo, donde en cabeza quedó una treintena de los más fuertes ciclistas donde estaban los asturianos Pelayo Sánchez y Samuel Fernández. El Movistar jugó su baza con la fuga de Gonzalo Serrano, acompañado de José Manuel Díaz, a 20 kilómetros de meta y al inicio del juez decisivo, el alto de El Cordal, llevaban 45 segundos de ventaja.

Ahí surgió la arrancada de Isaac del Toro, convencido de que viene a ganar la Vueltina. Su ataque a falta de tres kilómetros para el alto resultó demoledor. Nadie podía seguir al mexicano, que superó a los dos fugados y bajando sacaba ya 40 segundos a José Manuel Díaz, escoltado por el escudero polaco Majka. La lluvia que habían esquivado por milímetros durante la jorna convertía la bajada hacia la meta de Pola de Lena en una pista de patinaje. Empezaron a caer los Samitier, Arrieta –este el más perjudicado–, José Manuel Díaz, que iba segundo, o Fernando Barceló. Se salvó el asturiano Pelayo Sánchez, que acusaba el esfuerzo y tomaba prudencia en la peligrosísima bajada.

La carrera casi se queda sin Del Toro. A la joven estrella, a falta de unos pocos kilómetros para entrar en Pola de Lena, se le marchó la rueda de atrás y se fue al suelo. Pero el diamante del ciclismo mundial se levantó con mucha garra y llegó a meta triunfador y mostrando su rabia de campeón. Luego llegó un rosario de ciclistas encabezado por su veterano compañero Majka, a 1-01; seguido de Fagúndez y Eulalio Alonso, a 1-04; y José Manuel Díaz, a 1-15. Maté lo hacía a 2-00 en el grupo de Arrieta y Pelayo Sánchez.

Los otros asturianos. Estuvo brillante Sinuhé Fernández al estar con los mejores y acabar a 4-34, mientras que Samuel Fernández y Edu Pérez Landaluce cumplieron el expediente al llegar con un retraso de 28-58.

La primera jornada de la Vueltina no defraudó, aunque muchos se levantarán hoy llenos de heridas, vendajes y esparadrapos para afrontar otra jornada que todo indica que traerá más lluvia que la que soportaron los ciclistas por el alto de Perlavia. Y el líder Del Toro se verá arropado de nuevo por su equipo UAE Emirates, que tendrá que también controlar las fugas que se produzcan.

Suscríbete para seguir leyendo