La gran joya del Avilés, cerca de continuar en el club pese al interés del Sporting

Miguel Sierra, con contrato, tiene una cláusula de salida de 100.000 euros y el club gijonés solo ofrece parte de un futuro traspaso

Miguel Sierra, en el partido contra el Cayón en el Suárez Puerta. | Ricardo Solís

Miguel Sierra, en el partido contra el Cayón en el Suárez Puerta. | Ricardo Solís

Noé Menéndez

Noé Menéndez

Aunque han sido varios los equipos que se han interesado en Miguel Sierra, todo hace indicar que el granadino seguirá un año más vistiendo la camiseta del Avilés. El mediapunta, al que el Sporting sigue muy de cerca, tiene una cláusula de rescisión que roza los cien mil euros, cifra a la que el conjunto rojiblanco no quiere llegar y, por el momento, solo ofrece un porcentaje de un traspaso futuro. Ante esta tesitura, el conjunto blanquiazul prefiere esperar y que el futbolista continée un año más en la disciplina avilesina, para que así se fogueé en las manos de Javi Rozada y tratar de explotar su potencial, con la posibilidad que durante la próxima campaña pueda renovar con los de la villa del Adelantado. Por el momento, parece que los caminos de Sierra y el Avilés seguirán juntos.

Han sido muchos los conjuntos que han preguntado por los servicios de Miguel Sierra, pero nadie ha puesto encima de la mesa el dinero necesario para llevarse al mediapunta del Avilés. Como informó LA NUEVA ESPAÑA, varios ojeadores del City Group estuvieron en el Suárez Puerta analizando su rendimiento, además de los ojos de equipos como Atlético de Madrid, Las Palmas y Eibar, que estaban muy pendientes de sus actuaciones. A pesar de ello, parecía que el Sporting, por cercanía geográfica, era el más interesado en su fichaje, con Pedro Menéndez, captador de jóvenes promesas, muy presente en el municipal avilesino. Durante semanas hubo varias propuestas por el talentoso jugador blanquiazul, con contrato con el Avilés, pero ninguna llegó a convencer, que piensa en explotar a su joven diamante la próxima campaña.

Todo podría cambiar si algún equipo decide abonar la cláusula de rescisión, cifra a la que se remite el club cuando alguien les pregunta por el granadino. Miguel Sierra, de 19 años, está lejos de ser una de las fichas más altas del equipo, por lo que a nivel económico no habría problema en que el futbolista se quedase un año más en la disciplina avilesina. Por ello, las propuestas que han llegado, en las que se ha ofrecido un porcentaje de un posible traspaso, no convencen al club, que no le dejará salir a cualquier precio.

Aunque este año solo ha dejado ver su potencial en pequeñas dosis, con un tramo de temporada muy bueno mezclado con épocas en las que estuvo relegado al banquillo, Sierra es el jugador de mayor proyección que tiene el Avilés en sus filas. Salido del juvenil del Granada el pasado verano, no fue hasta la llegada de Sánchez Murias que el mediapunta empezó a contar con minutos, ya que Cañedo le tenía relegado al banquillo. Con el técnico gijonés fue con el que disputó sus mejores minutos, llegado a ser ovacionado por parte de la afición del Suárez Puerta. Eso sí, a pesar de tener grandes destellos, su final de temporada estuvo lejos del deseado, contagiándose de la mala dinámica del equipo. Ahora tiene un año, a las órdenes de Javi Rozada, para demostrar el por qué han sido varios los equipos que estaban detrás de sus pasos.

Suscríbete para seguir leyendo