El trampolín del Quirinal: el milagro de un humilde club de fútbol asturiano

Álex Castaño, Jaime Vázquez y Pablo Agudín, tres de los últimos jugadores asturianos llamados a las selecciones españolas de categorías inferiores, han salido de la cantera del club avilesino: "No van a ser los únicos en llegar a lo alto"

Por la izquierda, Álex Castaño con el Villarreal y Pablo Agudín y Jaime Vázquez con la selección.

Por la izquierda, Álex Castaño con el Villarreal y Pablo Agudín y Jaime Vázquez con la selección.

Noé Menéndez

Noé Menéndez

Un martes cualquiera de finales de mayo acabó siendo un día inolvidable para Álex Castaño, llamado por David Gordo, seleccionador sub-15, para defender los colores de España en los dos amistosos que jugó el combinado nacional ante Suiza. Además, en uno de ellos salió como titular. El centrocampista sigue así los pasos de Jaime Vázquez y Pablo Agudín, los últimos futbolistas de la región en ser llamados por la selección española. Todos ellos tienen algo en común: el Quirinal, una de las principales canteras del fútbol avilesino, vio los primeros toques de este trío. Y el futuro es prometedor, aseguran en la entidad: "No van a ser los últimos que se han formado aquí y acaban en la selección española".

"Para nosotros es un orgullo", confiesa Lolo Prol, coordinador de los benjamines y prebenjamines del Quirinal. Tanto Jaime Vázquez como Pablo Agudín y Álex Castaño defendieron los colores del club en categoría prebenjamín, antes de ser el salto al Sporting, en el caso de Vázquez y Castaño, y al Oviedo, como hizo Pablo Agudín. "Agudín llegó a ser campeón de Asturias con nosotros y Castaño y Vázquez dejaron un gran recuerdo. A Vázquez lo traté más y ya de pequeño se le notaba algo diferente, era un jugador que tenía unas tablas increíbles, algo muy raro en chicos de corta edad", apunta Prol, que destaca alguna de las virtudes personales del central de Salinas, que ahora, tras pasar por el Real Madrid, está en dinámica del primer equipo del Oviedo: "tiene una vida muy ordenada, ya de pequeño se le veía como un chico muy calmado". De hecho, Prol recuerda una anécdota de cuando recibió la llamada del club blanco. "Sus padres vivieron por nuestros oficinas para darnos las gracias. El crío hacía años que se había desvinculado de nosotros, pero los padres todavía se acordaban", revela.

Lolo Prol lamenta que, como en el caso de estos tres jugadores, rápidamente los clubes más grandes de la región llaman a su puerta y se llevan a sus jóvenes perlas. "La gente tiene poca paciencia. Nosotros somos un club que no tenemos un primer equipo, por lo que todo lo que generamos se destina directamente a los niños. Eso nos hace especiales", señala Prol, que cree que los niños deberían pasar más tiempo en su entorno antes de dar el salto. "Nosotros se lo decimos a los niños, si te vas al Sporting o al Oviedo pelearás por algo más normal para ellos, que es ganar campeonatos. Para nosotros pelear por esas cosas es algo excepcional, y encima lo hacen con sus amigos". El club tiene varios de sus equipos de categorías inferiores en primera línea, peleando con los buques insignia del fútbol asturiano.

Desde el Quirinal, además, avisan: "Estos chicos no van a ser los últimos en llegar a lo más alto". Kirian Ferreira, que está en las categorías inferiores del Betis y que también defendió los colores del conjunto avilesino, apunta a ser el próximo nombre en defender los colores de la selección española. "Aquí hay mucho talento. Desde el club estamos muy contentos con el potencial que tenemos en la comarca, estamos viviendo una buena época", afirma Prol, satisfecho de que su Quirinal sea una vía de acceso a la selección.

Suscríbete para seguir leyendo