DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El derbi del culete

“La sidra y el fútbol son dos pilares fundamentales de la región”, aseguran los llagareros asturianos antes de un partido “de necesidades”

El derbi del culete VÍDEO: Amor Domínguez / FOTO: Irma Collín

“En Asturias, no hay fiesta sin sidra; y el derbi es la fiesta del fútbol en la región, así que la sidra no puede faltar”. Una declaración de intenciones de cara al Sporting-Oviedo de esta semana. Sábado, media tarde. El horario del encuentro es una invitación a vivir el partido en los bares. Y la climatología, además, llama a probar el caldo patrio por excelencia: la sidra. “La sidra y el fútbol son dos pilares fundamentales de la región”, comentan quienes más saben del elixir de la manzana: los llagareros. LA NUEVA ESPAÑA reúne a un grupo de productores de sidra con Denominación de Origen Protegida Sidra de Asturias para charlar sobre el partido más importante del año en el fútbol asturiano. Los vaticinios, al principio coartados, comienzan a descorchar cuando se abre la primera zapica y aparecen los bollos preñaos. Cada uno tira para lo suyo, alguno incluso evita mojarse más allá de poder echar algún culín, pero en lo que hay unanimidad es en las peticiones que los productores escancian: que sea un buen partido de fútbol y que los aficionados lo disfruten bebiendo sidra: los quince millones de botellas que cada año producen estos llagares. Y un anhelo: que este partido, junto con la relajación de las restricciones para la hostelería, pueda ser un punto de inflexión para uno de los sectores más castigados por la pandemia, en el que el consumo se hace esencialmente en el interior de los locales, en sus barras, y con tradiciones tan arraigadas hasta la llegada de la pandemia como la de compartir vaso.

Víctor Vallina
Sidra Vallina
“Como sector, confiamos en remontar, somos los grandes castigados”

Herminio Alonso
Sidra Herminio
“Esperamos que sea un partido animado y ambos cumplan su objetivo”

Víctor Manuel Ramos
Sidra Fran
“El Oviedo necesita puntos para no irse abajo y el Sporting, para seguir arriba”

Gerardo Menéndez
Sidra Menéndez
“Llegan los dos en un momento bajo, va a ser un partido muy importante”

Adolfo Rubio
Sidra Acebal
“Espero que gane el Sporting porque le hacen más falta los puntos”

“Esperamos que sea un partido animado y que los dos equipos cumplan su objetivo a final de temporada”, pide Andrés Alonso, junto a su padre Herminio anfitriones de la reunión en su llagar de Colloto, “que gane el mejor, pero que sea una fiesta para todos los asturianos y que la celebren con sidra, pero que sea DOP”, pide el productor, “¿qué mejor que sidra 100% asturiana para un derbi asturiano?”. Sobre todo porque, asegura, “la sidra es algo tan nuestro como el derbi”.

Los análisis deportivos comienzan a aflorar con el paso de los minutos, cuando las conversaciones tornan del día a día del sector al partido del sábado, que muchos esperan con ilusión y ganas. “Llegan los dos con necesidad de puntuar, unos para mantenerse arriba y otros para alejarse de los puestos de peligro”, explica Alfonso Prado, de sidra La Morena, sobre las ambiciones del Sporting y el Oviedo de cara al partido y lo que resta de temporada. “Irán los dos a por todas, así que seguro que es un partido entretenido y guapo”, incide Prado, que pone el foco en otro aspecto importante: el horario del partido, positivo para la hostelería. “Es un buen horario, así que seguro que hay ambiente en las sidrerías, esperemos que acompañe el día y la gente se anime”, remarca.

Gerardo Menéndez, de Sidra Menéndez, es uno de los primeros en destaparse. Bajo la chaqueta, y sobre el polo que viste, aparece la camiseta del Sporting, la primera equipación, rojiblanca, de esta temporada. “Llegan los dos en un momento bajo”, reconoce el llagarero gijonés, “el Sporting venía de una muy buena racha, pero lleva dos derrotas consecutivas y el Oviedo últimamente no está consiguiendo buenos resultados, aunque el derbi se les suele dar mejor”, analiza el productor. Por eso, le da una mayor trascendencia al partido del sábado. “Va a ser muy importante para los dos, y un empate les podría venir bien a ambos, que necesitan sumar, aunque espero que gane el Sporting”, sentencia. Menéndez, no obstante, no esconde que “si el Sporting tuviera ya asegurado el play-off, no me importaría que ganase el Oviedo”. Más dudas tiene cuando se le pregunta acerca del sector sidrero. “Hay que buscar un equilibrio entre sanidad y economía”, explicita, “tendrían que permitir trabajar en el interior de las sidrerías hasta las once, como en las terrazas”. 

Luz Muñiz
Sidra Cabueñes
“El Sporting está arriba, pero al Oviedo se le dan bien los derbis”

Iván Rubiera
Sidra Contrueces
“El que pueda subir, que suba cuanto antes para estar los dos en Primera”

José Arsenio Tomás
Sidra Tomás
“La mejor forma de ver un Sporting-Oviedo es con sidra”

Tino Cortina
Sidra Cortina
“Ojalá ambos equipos den espectáculo y buen fútbol”

Andrés Canal
Sidra Canal
“Sería muy bueno para el sector que ambos estuvieran en Primera”

El análisis estrictamente deportivo coincide con el que realiza Adolfo Rubio, de sidra Acebal. “No llegan bien ninguno de los dos equipos, pero espero que gane el Sporting”, sobre todo porque, entiende el llagarero, “le hacen más falta los puntos para asegurarse el play-off y poder luchar por el ascenso”. Una esperanza, la del ascenso del Sporting, que choca con la visión pesimista que da del sector de la sidra. “Está fastidiado, pero somos como un equipo de fútbol: aunque llevemos un año entero perdiendo, no podemos perder la confianza, aunque se haga difícil”, asevera Rubio.

Luz Muñiz, de Sidra Cabueñes, no duda de que “va a ser un partido guapo, porque el Sporting está arriba y necesita ganar para mantenerse en los puestos altos, pero el Oviedo suele tener buena suerte en los derbis”.

Iván Rubiera, de Sidra Contrueces, es consciente de que “un derbi es impredecible”, con lo que le cuesta dar por favorito a uno u otro equipo. “A veces el que peor llega es el que gana, y al Oviedo tradicionalmente se le suelen dar bien los enfrentamientos directos, así que igual puede dar la campanada”, analiza el llagarero gijonés, que no obstante apuesta por una victoria local. Lo que sí tiene claro es que “el que pueda subir, que suba cuanto antes, para que pronto estén los dos juntos en Primera”. De no ser así, los clubes asturianos tendrán que aguantar en la categoría de plata, como están haciendo los llagareros. “Seguimos aguantando como podemos, esperamos que el verano sea medianamente bueno para salvar la campaña”, anhela Rubiera, que en el corto plazo pide “que la gente se anime a salir y tomar un culete viendo el partido”.

Lo que tienen claro los productores asturianos es que el derbi “va a ser un partido muy disputado”, porque los dos equipos se juegan mucho. Así lo entiende Víctor Manuel Ramos, de Sidra Fran, que confía en poder vivir “un buen partido”. El llagarero entiende que “el Oviedo necesita puntos para no meterse en problemas y el Sporting, para mantenerse arriba”. Igual que el sector sidrero necesita “que mejore el aspecto sanitario, porque detrás de esa mejora iremos nosotros”, pidiendo “que las medidas sanitarias se puedan relajar, porque el consumo de sidra depende mucho de eso”.

Arturo González
Sidra Peñón
“La sidra es de Primera, antes del covid atravesaba un buen momento”

José Antonio Lorido
Sidra Solleiro
“Lo mejor, tal y como están los dos, es un empate”

Nisén Díaz
Sidra Castañón
“Esperemos que sea la primera fiesta de muchas este verano”

María Vigón
Sidra Vigón
“Pido que no haya ningún incidente y que la rivalidad sea sana”

Alfonso Prado
Sidra La Morena
“Irán los dos a por todas, así que será un partido entretenido”

Para Tino Cortina, de Sidra Cortina, y presidente de la DOP Sidra de Asturias, lo más importante del sábado es “que ambos equipos den espectáculo y hagan un fútbol guapo, de los que hace afición, para que la gente joven recupere esa afición por el fútbol que teníamos nosotros cuando éramos jóvenes, que eso no se pierda”. Un partido que cree afición y que sea “un ejemplo de asturianía que se pueda disfrutar con sidra de Asturias, para hacer patria”. Cortina utiliza en este punto un símil futbolístico: “los equipos pueden fichar gente de fuera, pero nosotros no: todo es manzana asturiana, tenemos que tirar de cantera, con manzana de casa”. Una fórmula que da buenos resultados, como también ocurre en los equipos asturianos cuando apuestan por su cantera. Pensando en el mundo de la sidra, Cortina entiende que “con la llegada de la primavera se anima la venta, sobre todo de sidra natural”, pidiendo así que “el verano sea al menos igual de bueno que el del año pasado”.

Más lejos pone la vista el llagarero gijonés Andrés Canal, de Sidra Canal, que aspira a que ambos conjuntos puedan coincidir en Primera División. “Sería muy bueno para el sector, porque así tendríamos más visibilidad”, consciente de que “los aficionados de los equipos de fuera de la región que vinieran a Asturias tirarían por la sidra”.  

También a la élite apunta Arturo González, de Sidra Peñón, que remarca que “la sidra es de Primera, antes del coronavirus estábamos en una muy buena situación”, con lo que confían en superar este bache. “El sector está mal, faltan las barras, hay reducción de aforo, pero dentro de lo que cabe podemos intentar resistir”, explica. 

José Antonio Lorido, de Sidra Solleiro, apuesta por un reparto de puntos. “Lo mejor es un empate, tal y como están los dos, aunque el Sporting llega un poco mejor”, explica el llagarero que confía en ver “un partido guapo, ya que es un derbi, aunque a veces estos encuentros no son lo que uno se piensa que van a ser”. El productor explica que el sector “está sufriendo mucho, como la hostelería”, con lo que anhela “que el verano repunte y sea como el del año pasado”.

“La mejor forma de ver un partido de fútbol es con sidra, y más aún si es un Sporting-Oviedo”, sentencia José Arsenio Tomás, de Sidra Tomás, que está seguro de que el derbi asturiano será “un punto de inflexión” para el sector ya que “la gente se animará y verá el partido tomando un culete de sidra en una sidrería”.

Así lo cree también Nisén Díaz, de sidra Castañón, que apunta al derbi asturiano como punto de inflexión, no tanto futbolístico para ambos conjuntos, sino para el propio sector sidrero y hostelero en la región. “Esperemos que esta sea la primera fiesta de este verano, el principio de muchas otras”, remarca Díaz, que critica que la hostelería está siendo la gran afectada de esta situación pandémica. “Pagamos nosotros, sin ser el problema”, recrimina.

Aunque aficionada del Lealtad, María Vigón, de Sidra Vigón, asegura que le tira más el Sporting. Lo que sí tiene claro es que su mayor deseo es que “no haya ningún incidente, y que la rivalidad entre los equipos sea sana”.

Y al símil deportivo se apunta también Víctor Vallina, de sidra Vallina. “Como sector, confiamos en poder remontar, porque somos los grandes castigados junto con la hostelería”. Una remontada que puede comenzar el sábado, con un derbi en el que la sidra será el mejor acompañamiento posible para el fútbol.

Compartir el artículo

stats