Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Habla el dueño de la moto que sale en el vídeo del derbi: "He tenido que retirarla de la venta"

La intrahistoria del vídeo de la moto del Sporting-Oviedo: un candasín, una gijonesa, Leorio y tres horas de rodaje

Esteban Bustelo, ayer, con la Derbi Variant Start que protagoniza el vídeo promocional del Sporting-Oviedo aparcada en El Arbeyal. | Juan Plaza

Esteban Bustelo, ayer, con la Derbi Variant Start que protagoniza el vídeo promocional del Sporting-Oviedo aparcada en El Arbeyal. | Juan Plaza

Miércoles de la pasada semana. El Sporting puso la idea. El Oviedo cedió la camiseta azul y la mascarilla del 95 aniversario. Los rojiblancos prometieron un trato amable, sin destripar el guión. En la capital se cocina estos días la respuesta. El vídeo del que todo el mundo habla, sportinguistas y oviedistas, publicado ayer por el Sporting, escenifica un viaje de dos seguidores de cada bando juntos, subidos a una Derbi, la popular marca de ciclomotores española, con destino a El Molinón. Un guiño simpático para promocionar el encuentro que movilizará el sábado Asturias. La imagen de dos camisetas unidas es el aparente paso adelante entre clubes tras el muro levantado entre ellos después de lo sucedido en el derbi de marzo de 2019.

En el área de comunicación del Sporting se llevaba meses con la idea de incluir una moto de la popular marca española para hacer algo relacionado con el derbi. Hace un par de semanas tomó forma y para encarnar a los dos aficionados –Manuel Barbas, “Malulo”, y María Pérez– se tiró de contactos cercanos de los trabajadores del club. Él, candasín, sportinguista y miembro de la peña El Canijo. Ella, gijonesa y aficionada rojiblanca pese a que el guión exigía ejercer de oviedista. El primer escenario, la senda de La Camocha. Faltaba en qué subirse.

En el centro, Manuel Barbas y María Pérez, sobre la Derbi, durante la grabación del vídeo promocional. | RSG

“Tenía la moto puesta a la venta, me llamaron del Sporting y les dije que no había problema. A cambio de dejársela para el rodaje se hicieron cargo del seguro y me regalaron una mochila del club”, explica Esteban Bustelo, el dueño de la Derbi Variant Start que acelera hasta El Molinón. Una moto con mucha historia. Matriculada en Mieres en 1996, cambió más tarde de dueño, con destino a Bilbao. De allí se la trajo este gijonés el año pasado. “Me encanta este modelo porque era el que se llevaba cuando era guaje”, dice este vecino de La Calzada, en cuyo garaje conserva otras joyas sobre dos ruedas. “Tengo un Aprillia Rs del 96; una NSR del 97; una Yamaha R6 y una scooter”, describe. Ninguna le dio tantas sorpresas en las últimas horas.

“Volví a ponerla a la venta por internet tras la publicación del vídeo, pero con fotos hechas desde dentro de El Molinón”, detalla. En cuatro horas ya tenía más de 1.300 visualizaciones. “Al poco tuve que retirarla porque no me paraban de mandar mensajes de todo tipo. Algunos poco agradables”, lamenta Bustelo. No le va el fútbol, pero asume que son fruto de la rivalidad. Lo que no le quita nadie es que la suya será, de ahora en adelante, la Derbi del derbi, la que ha dado mucho que hablar por haber vuelto a subir en el mismo viaje a las dos aficiones de Asturias.

Tres horas entre El Molinón y Leorio

Tres horas duró el rodaje. La mayoría del tiempo en los mismos 200 metros de un tramo de la senda de La Camocha, a la altura de Leorio. El resto, en El Molinón. “Volver al campo, pisar el césped y ver mi butaca vacía me emocionó. Por la pandemia llevaba más de un años sin poder hacerlo”, asegura Manuel Barbas, “Malulo”. Este candasín de 34 años, motero desde hace 20, ve como una moto a uno de los futbolistas rojiblancos, Djuka. “Vamos a ganar 3-0 y marcará los tres”, afirma. Le han llegado críticas por el vídeo, pero aconseja que “todos nos lo tomemos con sentido del humor”.

Compartir el artículo

stats