Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Nahuel se descubre antes del derbi: “Ganar al Sporting es la mejor manera de cortar la mala racha”

“El derbi asturiano me suena a pasión, se nota que para mucha gente es el partido más importante de la temporada”

Nahuel, ayer, en
El Requexón. | Real Oviedo

Nahuel, ayer, en El Requexón. | Real Oviedo

Nahuel Leiva (Rosario, Argentina, 1996) repite que deben dar una alegría al oviedismo. Que la afición del Oviedo se merece un chute de energía. Que este año, de momento, la temporada no ha salido como se esperaba y que la mala racha es la que es y toca afrontarla. No pone paños calientes el argentino, hombre fuerte del ataque del Oviedo. Antes del segundo derbi de la temporada mantiene una charla con LA NUEVA ESPAÑA a pocos días del gran duelo en El Molinón (sábado, 18.15 horas, Vamos). El rosarino hace un parón en su paseo vespertino por el barrio de Montecerrao, donde reside, y responde a todo.

–¿A qué le suena esto del derbi asturiano?

–A pasión. Hoy (por ayer) fuimos a entrenar y nos encontramos con varias pancartas de los aficionados. Se nota que para mucha gente es el partido más importante de la temporada. Nosotros llegamos en una mala racha y que mejor forma que cortarla en un derbi.

–¿Qué le dice la gente por la calle estos días?

–No suelo salir mucho por el covid, pero la afición me contacta por redes sociales. Les veo ilusionados por salir de esta dinámica ante el Sporting.

–¿Le tocó vivir algún otro derbi?

–Sí. De pequeño jugué varios Newell´s-Rosario Central y luego me tocó el Sevilla-Betis y el Tenerife-Las Palmas.

–¿Cómo eran?

–El que más viví fue el andaluz. Es pasión pura, la gente vive para eso. Es similar al asturiano, porque ya conozco el de la ida. En Argentina me tocó de muy pequeño, pero ahí la rivalidad era a vida o muerte.

–El Oviedo atraviesa la peor racha de la temporada, ¿a qué se puede agarrar un oviedista que sea pesimista?

–A la unión que hemos mantenido los jugadores durante toda la temporada. Ya nos ha tocado salir de otras dinámicas parecidas y lo hemos hecho. Ese ha sido nuestro fuerte y así afrontaremos el derbi ante el Sporting.

–¿Cómo lleva usted ese mal momento?

–Mal.

–¿Es de los que se cabrea mucho cuando no se dan los resultados?

–Sí, mucho. Lo saben mis compañeros y mi familia. No es excusa, pero merecemos más puntos de los que tenemos y eso me fastidia mucho. Esto es fútbol, dependemos de los resultados y no lo podemos ocultar. Solo espero cambiar la tendencia en Gijón.

–¿Qué le dicen sus familiares y amigos?

–La persona con la que comparto mi vida y aguanta todas las penas es mi mujer. Esta semana me ha dicho muchas cosas y tiene razón.

Nahuel, en El Requexón

–¿Qué le dice?

–Que el derbi es el partido ideal para salir de la mala racha y dar una alegría a toda la gente. Se lo merecen por cómo ha ido el año.

–¿Les beneficia que no haya público en El Molinón?

–Soy sincero: a mí me da exactamente igual, pero sí me gustaría que nuestra gente fuese a Gijón a apoyarnos y transmitirnos su fuerza.

–¿Qué sensación le da el Sporting?

–Va a ser un partido durísimo y tenemos que estar mentalizados para luchar. Ellos irán a tope, son un buen equipo y están en una buena posición, aunque llegan tras dos derrotas. Nosotros tenemos que intentar aprovechar esa debilidad.

–¿Conoce a alguien en la plantilla rojiblanca?

–Sí. Sobre todo, a Saúl (García), con el que coincidí en el Dépor. Esta semana nos hemos mandado algún mensaje. También conozco a Mariño de mi etapa en el Villarreal.

–¿Qué se dijeron?

–Tenemos buen rollo y bromeamos. Es un derbi, es un partido importantísimo, pero la amistad siempre está por encima de todo.

–El Oviedo le tiene cogida la medida al Sporting en los últimos derbis. ¿Ventaja o inconveniente?

–Dudo. Es verdad que vamos con la fuerza de haber ganado los últimos derbis, pero ellos también saldrán con ganas de equilibrar la balanza. Esperamos mantener ese récord.

–¿Ustedes sienten más presión por llegar apurados en la tabla?

–No, yo al menos no siento más presión. Todavía tenemos una pequeña ventaja, pero no podemos jugar con esto porque esto es fútbol y está todo muy apretado.

–Dijo a principio de temporada que esperaba que el Oviedo estuviese entre los diez primeros de Segunda, ¿qué ha pasado?

–Ha sido un año muy raro. Hemos tenido muchos altibajos y no supimos aprovechar nuestro momento bueno para engancharnos allí arriba. Esto es lo que tiene la Segunda División. Nosotros solo podemos pensar en salvarnos, luego ya iremos a otras cosas.

–¿Cómo sería su derbi soñado?

–Lo más importante y lo que quiero es ganar. Ganar, ganar y ganar. Y que nuestra gente salga luego a tomar unas copas hasta la hora que se pueda. En lo personal, lo más importante para mí es marcar gol, por supuesto. Sería algo bonito e inolvidable marcar en un derbi. Pero vuelvo a repetirlo: lo importante es darle una alegría a la gente, que se lo merece.

–En el último derbi en El Molinón Ziganda revolucionó el once, ¿se espera algo parecido?

–Son decisiones del míster y no sé qué pasará el sábado. Los que salgan se dejarán el alma y la vida por nuestra afición.

–¿Qué resultado pronostica?

–Prefiero no decir ninguno. Me vale con ganar. Como sea, vale con un gol con el culo en el último minuto.

Compartir el artículo

stats