Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los que pasan del derbi: “Iré al monte sin móvil y luego miraré el resultado”

Dos asturianos a los que el derbi les da igual explican qué harán hoy sin atender al fútbol: “Fuera de Asturias pierdes el interés”

Sergio San Millán y Roberto Mora. | Juan Plaza

Sergio San Millán y Roberto Mora. | Juan Plaza

Toda Asturias estará hoy pendiente del derbi entre el Sporting y el Oviedo. ¿Toda Asturias? ¡No! Un grupo de irreductibles asturianos resiste al fuerte influjo del fútbol y sus aficionados, manteniéndose totalmente ajenos al partido más importante de la región. Es el caso, por ejemplo, de Sergio San Millán Álvarez. Nacido en Gijón, confiesa que “nunca tuve una afición muy grande” por el deporte rey. Una desafección que creció todavía más cuando se trasladó a Madrid a estudiar y trabajar, hace ya una década. “Cuando vives en Gijón, aún sigues más al equipo, por la influencia de tus amigos, la familia y la gente que conoces, pero al irme de Asturias fui perdiendo poco a poco el interés”, explica este gijonés que trabaja en el departamento de marketing de una gran empresa del sector energético.

Su caso no es aislado. Hay muchos que, aunque no sean aficionados al fútbol, sí que están enterados de los resultados y la clasificación del equipo de su ciudad. Pero ese interés desaparece al mudarse. “Viviendo en Asturias, al final siempre te enteras de los resultados por lo que comenta la gente”, explica San Millán, “al final, eras del Sporting porque eras de Gijón”. Un sentimiento que desaparece al salir del Principado. “Aquí es distinto, no existe ese vínculo con los equipos de allí, no ves a la gente por la calle con las camisetas o las bufandas, la gente tiene otra vida y otros quehaceres y poco a poco te vas desconectando”, incide.

Por eso ahora, lejos de esa influencia social, asegura que no verá el derbi asturiano. “Si hace buen tiempo, iré a la montaña a hacer una ruta para despejar un poco del teletrabajo, sin móvil ni nada”, completamente ajeno al Sporting-Oviedo. “Si a caso, consultaré el resultado por la noche, al llegar a casa”, explica.

Caso distinto es el del hostelero Roberto Mora Alonso. Al frente de una vinatería en la villa de Jovellanos, tiene más difícil escapar del influjo del derbi asturiano. “Parece que todo gira en torno a eso y que no pasan más cosas en el mundo”, explica Mora, que aunque no tiene contratado el fútbol, hace días que el derbi asturiano ya se ha colado en su local. “Ya hubo alguna discusión entre aficionados de uno y otro equipo, por eso decidí desde el primer momento no poner el fútbol, para evitar esas discusiones”, explica. “No entiendo esa rivalidad entre Gijón y Oviedo, que se basa únicamente en el fútbol”, enfatiza Mora, “las discusiones empiezan por el fútbol y acaban derivando en política y otros temas”. Unas situaciones en las que “yo me limito a mediar entre los clientes y darle la razón a los dos”, confiesa entre risas.

“Con toda la situación actual, si antes el fútbol me daba igual, ahora mucho más”, explicita el hostelero, que el sábado por la tarde, a la hora del encuentro, estará “trabajando en el local, ajeno al partido, aunque te enteras del resultado por lo que comentan los clientes”. Porque, eso sí, “siempre intento enterarme a toro pasado de los resultados, para poder comentarlos con los clientes que sacan el tema”.

Compartir el artículo

stats