Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La previa del derbi, todas las claves, las sensaciones y los posibles onces: un duelo de honor y necesidad

El Oviedo llega al partido con la duda de última hora de Juanjo Nieto por problemas físicos y con Diegui y Rodri optando al once de Ziganda

Tejera y Djuka, en el último derbi

Tejera y Djuka, en el último derbi

El octavo desde que se volvieron a encontrar. El cuarto en Gijón. El tercero con mascarilla. ¿El último sin público? El segundo en paz. El de las terrazas. El de la bendita vacuna. El de la necesidad incluso antes que el honor. Sea como sea, el derbi. Palabras mayores. Un derbi siempre es un derbi. Aunque uno sueñe y el otro sufra. Un partido siempre diferente. El más especial. El que paraliza una región durante noventa minutos.

La Asturias futbolera mide sus fuerzas esta tarde en El Molinón en el segundo derbi asturiano de la temporada (18.15 horas, Vamos). El Sporting y el Oviedo, más allá del carácter sentimental de la cita, del gustazo de ganarle al vecino, de hacerse fuerte ante el eterno rival, de lucir músculo y sonreír, se juegan tres puntos fundamentales en una temporada en la que sus caminos han transcurrido de forma muy dispar.

Azules y rojiblancos necesitan ganar para seguir firmes en sus objetivos. Se prevé sufrimiento y duelo en los banquillos, con el Sporting intentando romper la racha del Oviedo en los últimos años en lo que a derbis se refiere: cuatro victorias, dos empates y una derrota y la sensación de superioridad azul en los partidos de máxima rivalidad. En cambio, el Sporting llega en los puestos punteros de la tabla. El conjunto carbayón marcha el 15.º clasificado con 40 puntos, 16 menos que el Sporting, 5º, en zona de play-off.

Gráfico

Los dos equipos han preparado el derbi echando el cerrojo en Mareo y en El Requexón. El Sporting llega al derbi arrastrando el peor bache de resultados en lo que va de curso. Por primera vez, los de David Gallego encadenan dos derrotas consecutivas en Liga: frente al Mirandés, en El Molinón –primera derrota liguera en casa este curso– y en Tenerife. Sin embargo, en el vestuario rojiblanco el derbi se afronta como el mejor aliciente posible para romper esa mala racha y recuperar la senda del triunfo. Todo para no perder el tren de la parte alta de la clasificación. Este bache de resultados, afortunadamente para los intereses de la parroquia rojiblanca, no se ha visto replicado en la clasificación, y el Sporting sigue manteniendo ventaja sobre sus perseguidores fuera del play-off. Un colchón que los rojiblancos quieren consolidar en la recta final liguera.

Para ello, Gallego cuenta con todos sus efectivos por primera vez en muchas jornadas. Un bendito problema que se traduce en un rompecabezas que tendrá que resolver en forma de once titular. Hay cuestiones impepinables, como la presencia de Mariño en portería, la vuelta de Babin al centro de la zaga tras cumplir su partido de sanción, el mando de Javi Fuego en el centro del campo y la pólvora de Djuka, pichichi de la categoría con 21 tantos, en la punta de ataque. También parece evidente la presencia de Marc Valiente como zaguero, Saúl García en el lateral izquierda y Manu García en la sala de creación. Más allá de eso, todo son dudas en la mente de un Gallego acostumbrado a sorprender con sus alineaciones.

Así, un posible once del Sporting podría ser el conformado por Mariño bajo palos; Guille Rosas, Babin, Marc Valiente y Saúl García en defensa; Javi Fuego y Pedro Díaz como doble pivote; con Manu García y Cumic en las bandas, Víctor Campuzano de enganche y Djuka en punta.

El Oviedo, por su parte, llega al derbi en la peor racha de la temporada, tras siete partidos sin ganar, aunque guarda cinco puntos de ventaja sobre el descenso. Ziganda prepara cambios para intentar el asalto a El Molinón, con Diegui y Rodri apuntando al once. Ziganda tiene una mala noticia de última hora: Juanjo Nieto está tocado y es duda para el esperado partido.

El lateral es básico en los planes del Cuco y su posible baja es un serio contratiempo para el Oviedo. Lucas y Diegui serían los sustitutos del castellonense, aunque incluso podría darse el caso de que los dos formen en el once. La duda de Nieto se une a las de Viti y Javi Mier, que atraviesan problemas físicos y tienen casi descartada su participación en el partido, aunque han sido incluidos en la lista de 23.

Ninguno de los dos canteranos se ha entrenado esta semana, aunque la baja de Viti no altera especialmente los planes de Ziganda porque el de Laviana apenas estaba contando. No sucede lo mismo con Javi Mier, comodín favorito del Cuco, baja sensible hoy en El Molinón. La novedad reseñable en la convocatoria de Ziganda es la presencia del centrocampista juvenil Álex Suárez, que juega con el Vetusta y va citado por primera vez en el primer equipo.

En la defensa, además de la duda de Nieto, el foco se sitúa en los centrales: Grippo, Arribas y Christian Fernández se disputan dos puestos. Edgar y Tejera son inamovibles en el centro del campo de Ziganda y, si se mantiene el dibujo habitual, Borja Sánchez y Sangalli ocuparían las bandas, con Nahuel de mediapunta. En el puesto de nueve es donde haber una novedad muy sensible. Ziganda ensayó ayer con Rodri como teórico delantero titular. Leschuk esperaría su turno en el banquillo.

El posible once del Oviedo para el derbi podría ser el formado por: Femenías; Diegui, Arribas, Christian Fernández, Lucas; Edgar, Tejera, Sangalli, Borja Sánchez; Nahuel y Rodri.

Compartir el artículo

stats