Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La crisis del Sporting también sacude la portería: Mariño hinca la rodilla

El bache rojiblanco coincide con el momento más vulnerable del vigués, el tercero que más paradas hace de Segunda

Mariño, a la izquierda, durante la sesión de ayer con Jorge Sariego, entrenador de porteros. | Marcos León

Mariño, a la izquierda, durante la sesión de ayer con Jorge Sariego, entrenador de porteros. | Marcos León

Llegó como relevo de Cuéllar y se adueñó de la portería a partir del descenso a Segunda. Diego Mariño se erigió durante tres temporadas consecutivas en el futbolista más regular del Sporting, en el salvador de muchas tardes en los que sus paradas se tradujeron en puntos. El triple ganador de “El Molinón de plata”, el trofeo que entrega laFederación de Peñas Sportinguistas al mejor jugador cada temporada, iba en la misma línea en la presente campaña hasta que la visita a Ponferrada dio el primer aviso. Una disparo lejano de Curro sorprendió al portero rojiblanco y abrió la igualada berciana. De la seguridad, a las dudas. Las mismas que castigaron al guardameta y al equipo en el derbi.

El bache del Sporting coincide con el momento más vulnerable de Mariño desde su llegada al club rojiblanco. Hasta el punto de ser el principal señalado en estas tres últimas derrotas, ante Mirandés, Tenerife y Oviedo. Ante los burgaleses se quedó a media salida en un balón despejado por Valiente que significó la derrota; frente al Tenerife despejó al centro del área un balón que acabó en el tanto de la victoria chicharrera y ante el Oviedo dudó en la salida permitiendo a Diegui los centímetros justos para teñir de azul el derbi. No es el momento del Sporting ni de un portero protagonista de la afamada seguridad defensiva del equipo en los dos primeros tercios de Liga.

Con todo, Diego Mariño sigue optando al trofeo “Zamora”, el otorgado al guardameta que menos tantos recibe. El vigués sigue tercero en este apartado, por detrás de Diego López (Espanyol) y Manolo Reina (Mallorca). El portero del Sporting es también tercero en otra estadística, la de paradas, que refleja la exigencia a la que se ve sometido bajo palos. Ha hecho 91 intervenciones y los dos compañeros que marchan por delante de él no está ninguno entre los equipos que se encuentran actualmente metidos en promoción. La lista se completa con Juan Carlos (Girona), con 98 paradas realizadas y Mackay (Sabadell), con 110 intervenciones.

El Sporting necesita de Diego Mariño para reuperar la tranquilidad y seguridad perdidas en estas últimas tres jornadas. El suyo es un peso capaz de medirse en los premios que otorga la afición. Sólo leyendas como Juan Carlos Ablanedo y Abelardo llevan sumados más trofeos “Molinón de plata” que el vigués, cuatro.

Compartir el artículo

stats