Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La crónica del Oviedo-Sporting: Un derbi muy repartido (1-1)

En un partido que recuperó la pasión en las gradas, el empate hace justicia a los méritos de dos equipos que tuvieron opciones para ganar

En imágenes, así ha sido el derbi de la ilusión

Oviedo y Sporting saldaron con un empate un derbi en el regresó la pasión a las gradas y estuvo muy repartido, en el que ambos equipos tuvieron opciones de ganar.

Los dos conjuntos llegaron al partido de rivalidad con mejores sensaciones que en los últimos años, pero en el mismo clima de tensión que en el último partido con público por el dispositivo de seguridad que redujo la presencia rojiblanca en las gradas en apenas unos doscientos espectadores.

Al derbi no le faltó intensidad, pero sí claridad de ideas, ya que los dos equipos no consiguieron sumar la profundidad a sus acciones y casi todas las ocasiones llegaron en jugadas muy aisladas. El Sporting entró mejor que el Oviedo al partido, pero tras el tramo inicial, a raíz de la primera tángana entre los jugadores de ambos equipos, se fue apagando ante un equipo azul que creció con el gol.

En la segunda, el equipo rojiblanco dio un paso más al frente en busca del empate y tuvo ocasiones para conseguirlo antes de que el Oviedo dispusiera de una clara ocasión de Bastón para encarrilar la victoria.

Lucas festeja su tanto, felicitado por Costas, Brugman, Mossa, Calvo y Viti. | Irma Collín/Ángel González

La entrada de Berto por Campuzano fue decisiva en el tramo final, ya que Villalba pasó a jugar por el centro y a crear mucho más peligro, En uno de sus pases llegó el tanto del empate, bien resuelto por Djuka, haciendo justicia a lo que se estaba viendo en el campo. Hubo poco más, aunque el Oviedo lo intentó hasta el final con más ganas que acierto. Al final, reparto de puntos, que le sabe mejor al Sporting ante un Oviedo que, a pesar de encadenar siete partidos sin perder, sigue con una sobredosis de empates en el Tartiere, donde ya acumula cuatro, con una sola victoria. El empate le permite al Sporting seguir en el segundo puesto de la clasificación, mientras que el Oviedo sigue cera de los puestos de promoción. Los de Ziganda llegaron al choque con las bajas de los lesionados Cornud y Luismi, y la de Jirka, convocado por Eslovaquia, mientras que en el Sporting, Gallego recuperó para el lateral derecho a Guille Rosas, ausente por lesión en las dos últimas jornadas, pero no pudo contar con Gaspar ni con Puma Rodríguez, ambos con sus selecciones. Los rojiblancos presentaron tres novedades en el once con respecto al último partido, las de Guille Rosas, Marc Valiente y Aitor, por una de los azules, la de Bogdan por Jirka.

El Sporting tuvo un mejor comienzo, con más ideas y posesión de balón que un Oviedo que se mostró espeso en la creación. Los dos equipos presionaron bien la salida del balón del adversario, pero los rojiblancos estuvieron más claros para elaborar el juego. Además, en apenas un minuto fueron capaces de finalizar dos jugadas, con disparos de Villalba y Aitor que obligaron a intervenir a Femenías en los dos únicos disparos a puerta del Sporting en la primera mitad.

Djuka celebra su gol. | Irma Collín / Ángel González

El Oviedo no se acercó a la portería de Mariño hasta el minuto 20, con un disparo seco de Obeng, a pase de Brugman, que Mariño paró con acierto. Los azules empezar a tener un mayor criterio en la elaboración, aunque seguía recurriendo en exceso al fútbol directo. Sin embargo, los azules iban a abrir el marcador en una buena combinación que nació con un taconazo de Mossa sobre Borja Sánchez, que desde la banda izquierda centró para que Lucas que llegaba desde atrás enganchase un disparo que sorprendió a Mariño.

El gol pareció asustar al Sporting, que apenas reaccionó, ya que a pesar de que tenía la posesión del balón lo hacía en zonas que no hacía ningún daño ante un Oviedo cada vez más cómodo con una situación que no le generaba ningún tipo de peligro.

En la segunda mitad, el Sporting salió decidido a buscar el tanto del empate y volvió a tener una buena salida, aunque fue el Oviedo el que dispuso de las primeras oportunidades para aumentar su ventaja en el marcador. No lo hizo y la entrada de Berto al campo por Campuzano, que propició que Villalba pasase a jugar por el centro, hizo que el Sporting se creciera ante un equipo azul cada vez más metido en su campo. Bastón, tras una jugada de rechace, en el minuto 70, dispuso de una clara ocasión para encarrilar la victoria, pero su disparo se marchó por encima del larguero. El Sporting siguió insistiendo con el balón y en una internada de Aitor por la banda derecha su pase no pudo rematarlo ni Djuka ni Berto, cuando estaban en una inmejorable posición.

Sin embargo, poco después, en el minuto 82, Fran Villalba puso un gran pase a Djuka, que batió por alto a Femenías estableciendo la igualada en el marcador que hacía justicia a los méritos de ambos equipos en un derbi marcado de nuevo por la pasión en las gradas y por la ausencia de incidentes de gran relevancia.

Compartir el artículo

stats