Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los penalistas, sobre los altercados antes del derbi: “La declaración de los agentes es clave”

Los dos hinchas detenidos antes del derbi preparan una lista de testigos para su defensa mientras la Policía busca más implicados

Un momento del cortejo al autobús del Oviedo, en la calle Alejandro Casona. | Julián Rus

La declaración de los agentes que los detuvieron será clave para el futuro de los detenidos en los altercados de los prolegómenos del derbi, el pasado sábado en Oviedo, a los que se acusa de desorden público y atentado a agentes de la autoridad. Así lo precisan los abogados penalistas consultados por este periódico. Mientras la Policía busca más implicados y no descarta realizar nuevas detenciones, los dos hinchas detenidos buscan testigos que avalen su inocencia.

El sábado de tarde, en la calle Alejandro Casona, hubo cargas policiales y volaron sillas y botellas dirigidos a los agentes durante el cortejo al autobús del Oviedo. Entonces la Policía detuvo a dos jóvenes de Mieres de 21 y 22 años, hinchas del Oviedo y del Sporting, que niegan actitudes violentas y alegan que “estaban en el lugar equivocado”.

El Juzgado de instrucción número 1 lleva ahora el caso y los agentes analizan vídeos e imágenes del momento de las cargas para para poder identificar a quienes lanzaron sillas, botellas y otros objetos. Mientras tanto, los dos detenidos por el momento preparan su defensa y en las próximas horas comunicarán a sus abogados una lista de testigos que confían que avalen su postura. Se trataría de amigos de los acusados que también estuvieron en el cortejo al autobús.

Mientras siguen las diligencias previas, se les acusa de sendos supuestos delitos de desorden público y atentado a agentes de la autoridad. Los abogados expertos en derecho penal consultados desgranan este tipo de delitos, siempre hablando en un plano general y no solamente en este caso, y las penas que acarrean. Coinciden en que la declaración de los agentes que detuvieron a los hinchas es “la clave” para aclarar lo sucedido, además de vídeos e imágenes. “El atentado contra la autoridad se basa en la idea de que no estás atentando solo contra una persona, sino contra un segundo bien jurídico, que serían los agentes. La pena por este tipo de delitos es de 1 a 4 años de cárcel, además de una multa de tres a seis meses”, explica Javier Fernández Teruelo, catedrático de Derecho Penal de la Universidad de Oviedo.

El otro supuesto delito del que se acusa a los detenidos es el de desorden público. “En este caso tendría que haber sucedido algo más, no es simplemente el ataque a un agente. Ya sea romper mobiliario urbano, tirar cosas... Son delitos independientes”, analiza el catedrático. Para ese delito se recogen unas penas, que serían acumulables, de “uno a seis años de prisión”.

El abogado ovetense Ángel Bernal analiza los pasos a seguir en casos como este. “Hablando en general, ahora se iniciarán las diligencias previas para esclarecer qué es lo que ha sucedido y cómo. Habría que analizar si los detenidos antes de la detención estuvieron ya armando follón. La declaración de los agentes que los detuvieron será clave y a partir de ahí lo normal es que se tome declaración a más testigos e implicados”.

Durante las cargas policiales varios agentes recibieron insultos de algunos los hinchas, que también lanzaron botellas y sillas. Luis Tuero, abogado, explica a qué se podrían atener los autores de dichos actos. “Insultar a los agentes no va por la vía penal. Se recoge en la Ley de Seguridad ciudadana. En el ámbito penal podrían incurrir en delitos de desorden público, atentado contra la autoridad y lesiones, si las hubiese”. Respecto al futuro de los dos detenidos, Tuero recalca que “dependerá de las pruebas que se aporten y las declaraciones de los agentes”.

Compartir el artículo

stats