Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Policía Nacional defiende que actuó con "congruencia, oportunidad y proporcionalidad" al final del derbi asturiano

Pep Martí, entrenador del Sporting, y el portero Pichu Cuellar criticaron la actuación de las fuerzas de seguridad del estado al final del partido

90

EN IMÁGENES: Así fue el derbi asturiano en El Molinón que acabó en bochorno MARCOS LEON / JUAN PLAZA

La Policía Nacional ha emitido un comunicado defendiendo su actuación al final del derbi asturiano que enfrentó el sábado al Sporting de Gijón y al Real Oviedo en El Molinón. El final del partido, que ganó el Oviedo por 0-1, fue muy tenso, con enfrentamientos y varias agresiones al portero azul Femenías por parte de los jugadores rojiblancos. Una situación que obligó a intervenir a la Policía Nacional, cuyo desempeño fue criticado posteriormente tanto por el entrenador del Sporting, José Luis Martí, como por el portero Iván Cuellar. El primero aseguró que "hay gente que su trabajo es proteger, no pegar a los jugadores” y el segundo fue más directo: "Ha habido un par de compañeros que se quejaron de agresiones de la policía y quiero dejar constancia. Creo que la Policía se ha excedido”, añadió.

Ante esas declaraciones, la Policía Nacional ha querido matizar que "bajo el respeto y la consideración que debe presidir las declaraciones ante los medios efectuadas a posteriori, por algunas personas implicadas en los hechos, es obligado precisar que en todo momento la Policía Nacional actuó de acuerdo a los principios señalados,  con el fin de evitar una escalada violenta y más grave de alteración del orden público".

En una nota pública, la Policía Nacional concreta que "al final del partido, efectivos de Policía Nacional desplegados en el terreno de juego tuvieron que intervenir para restablecer el orden público, evitar agresiones y proteger a los jugadores junto al equipo arbitral; realizando su actuación conforme a los principios básicos legales y éticos que rigen las actuaciones policiales como son la congruencia, oportunidad y proporcionalidad, con un empleo gradual y oportuno tanto de la intervención como de los medios policiales".

La Policía Nacional también señala que está preparando "un exhaustivo informe" sobre lo sucedido al final del partido: "Con motivo de estos hechos (al final del partido) y de acuerdo con la regulación específica en esta materia  ha sido realizado un exhaustivo informe policial que incluye grabaciones, imágenes descriptivas de los incidentes y manifestaciones de los implicados, para su remisión a la Comisión Estatal contra la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el Deporte; órgano colegiado encargado de la formulación y realización de políticas activas contra la violencia, la intolerancia y la evitación de las prácticas racistas y xenófobas en el deporte y responsable de la tramitación y determinación de la responsabilidad, en esta materia, por las personas físicas y jurídicas implicadas y la determinación de la posible mediadas sancionadoras a imponer".

Además de la actuación que tuvo que realizar en el campo, las fuerzas de seguridad tuvieron que intervenir para mediar entre aficionados que estuvieron a punto de llegar a las manos. Delegación del Gobierno confirmó posteriormente que no se produjo ninguna detención, aunque sí que se pusieron cinco actas por infracción a la Ley del Deporte entre los aficionados.

Compartir el artículo

stats