Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los Jamallo siempre juegan el derbi en casa: una historia de rivalidad en Quirós

La afición por el Oviedo y el Sporting divide entre bromas y piquillas a la familia que regenta el popular restaurante de Quirós: "Llevamos semanas de debate"

De pie, por la izquierda, Lucía Noval, Isabel Fernández y Luis Fernández._Agachados, por la izquierda, Belén Fernández, Manuel Gato, Axel, Toni y Jony Gato ante Casa Jamallo, en Quirós. | Ángel González Ángel González

No hay asturiano que haya ido a hacer la Senda del Oso sin parada intermedia en Casa Jamallo. Este popular restaurante regentado por los Fernández Álvarez suma décadas siendo un reclamo culinario en Quirós con la singularidad de que allí el derbi se juega a diario. La mitad de la familia es del Oviedo y la otra, del Sporting. "No sabes lo que ye vivir desde pequeño con uno de estos", bromea Manuel Gato, sportinguista, sobre su hermano Jony, oviedista. "Calla la boca, que os vamos a meter dos. Goles de Bastón y Borja, apunta", le responde mientras sube las escaleras para servir a unos cazadores una humeante cazuela de jabalí guisado en el comedor de la planta de arriba.

Foto de familia de los equipos que juegan en la fiesta de San Miguel. | LNE

Luis Fernández, el tío de ambos, sonríe detrás de la barra. Él es el que manda. Nieto de Pepón, fundador de Casa Pepón, el bar en Bárzana que terminó dando origen al restaurante que actualmente regentan, fue su padre Manolo, quien en su día puso en marcha también en el pueblo el almacén de vinos La Parra, quien acabó bautizando el local por su afición a los bolos. "Había un gallego muy bueno que se llamaba Jamallo. Como mi padre decían que tenía jugando el mismo estilo que él, acabó cogiendo el apodo. Y de ahí, Manolo ‘Jamallo’", explica. Por tanto, cuando el restaurante echó a andar, no había más opción que llamar a aquella casa la de Jamallo.

Nada más entrar en el local, dos grandes banderines del Sporting y del Oviedo dan la bienvenida a los visitantes. Resumen el espíritu de la casa. "Viene gente de todos los lados, de un bando y de otro. El derbi ya lleva semanas a debate", explican, aunque en "Quirós hay más del Sporting. Hasta tenemos una peña". El matiz lo hace Manuel, que barre en cuanto puede para lo rojiblanco. ¿Y en Teverga? "Allí están los contrarios. Son de los de Jony", desliza entre carcajadas. En el concejo colindante hay, además de cierta rivalidad, otra peña, pero oviedista.

Manolo "Jamallo" tuvo siete hijos, de los que seis trabajan o han trabajado en algún momento en el negocio familiar. Isabel, por ejemplo, es quien actualmente se encarga de la cocina. "Soy del Sporting", confiesa con sonrisa pícara. Belén, otra de las hermanas, también trabaja tras los fogones, pero ella es "de los dos. Que gane el mejor”. En la cocina hay una tercera figura, Lucía Noval, otra rojiblanca que disfruta "con que haya un poco de piquilla, pero en plan guapo". El horario del partido les permitirá seguirlo desde casa o desde otro bar de Bárzana, el Bar Nuevo. Jamallo abre todos los días, menos los lunes, pero solo se sirven comidas. A las 6 de la tarde ya estarán recogiendo.

La mayor de los hermanos, Leo, es la madre de Jony y Manuel, los que llevan rivalizando desde guajes. "Voy a ir al Tartiere a ver el partido de infiltrau", dice Manuel. Él echa un cable en el negocio durante sus ratos libres. Trabaja en el pozo Nicolasa. "Yo quedaré por aquí escuchándolo por la radio, o viéndolo en la tele con los críos", apunta Jony, el hombre que se multiplica para mantener bien atendido a dos comedores a rebosar. Es padre de Axel y Santi, dos guajes "que animarán conmigo al Oviedo". "Mira a ver, que el chándal de Axel ye muy rojiblanco", le pica, de nuevo, su hermano. "Y 1-3. Dos de Djuka y el terceru de Jony, acuérdate", acaba espetándole mientras se muere de risa por la cara que pone el otro.

En esta casa es curioso cómo la descendencia, lejos de ajustarse los colores de cuna, los mezcla. Lo cuenta Luis, al que le tira más lo rojiblanco, pero… "Mi hermano Yiyi, por ejemplo, es del Oviedo. Y mi hijo Lionel, también es del Oviedo. Y eso que estoy casado con una de Gijón y del Sporting", explica antes de volver a sonreír. "Ye lo que hay", zanja quien en sus tiempos mozos jugó en el Teverga con el padre del exazul Adrián López.

"Lo bueno era que los dos ascendieran. Vaya cómo se notaba aquí en los tiempos en los que jugaban en Primera. Entonces sí que había tráfico de gente por aquí", añade Luis. Recuerda con nostalgia cómo "los de la Televisión Gallega venían al Gamoniteiru para asegurarse que la señal no se perdiese y pudieran ver allí el partido contra el Barcelona o el Madrid sin problemas. Eran otros tiempos". Repasando los recuerdos, una anécdota. "¿Sabe quién viene a comer todos los años? Marcial Pina, el único de Bárzana que llegó a jugar en el Barcelona", comenta. "El que también vino no hace mucho fue Borja Sánchez", añade Jony con gesto de satisfacción. "El que os va a marcar", añade señalando a los del Sporting. Falta Luis por un resultado para la porra familiar. Acostumbrado a liderar y templar los nervios, él aboga por un marcador equilibrado a pesar de que sus sobrinos le piden que se moje. "3-3, empate y unos pocos de goles", sentencia. Y es que en Jamallo se cocina como en pocos sitios el derbi asturiano, el partidazo de Asturias.

San Miguel, en rojiblanco y azul

Bárzana celebra todos los años las fiestas de San Miguel. Un día en el que toda la parroquia de Quirós se reúne y en la que los jóvenes juegan al fútbol. Lo hacen separados por los colores. En el polideportivo se enfrentan los del Sporting contra los del Oviedo. Cada uno lleva la camiseta de casa y allí se juega el orgullo regional. "5-1 ganamos este año", comenta Manuel, uno de los que participó con los sportinguistas. "No estaba mal que se repitiese en el Tartiere", continúa mientras su hermano Jony niega con el dedo. Los dos jugaron en el Juvencia, pero ahora lo del fútbol lo viven desde el plano del derbi. "No empezamos bien la temporada, pero vamos a tirar para arriba con Cervera", dice Jony. "Falta nos hace a los dos, sí. Una victoria contra el Oviedo vale doble para todo el año. Y más a domicilio", concluye Manuel.

Compartir el artículo

stats