DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Psicoesteta

Perder cuatro ases que nos ganaron a todos

Ante el adiós de Iniesta, Torres, Xabi Prieto y Buffon

Nunca he sido aficionado a los juegos de naipes pero sé de buena tinta que en el póker una mano de cuatro ases es una de las mejores jugadas. A quien le toca en el reparto de la baraja se le puede decir que tiene un ángel. Estos días en los que el azar está decidiendo el futuro de muchos clubes de fútbol en sus respectivas categorías, también estamos asistiendo a la despedida de algunos de los jugadores que han marcado una época y que serán recordados por todos por su talento dentro del terreno de juego y por su talante fuera de ellos. Me refiero a Andrés Iniesta, Fernando Torres, Xabi Prieto y Gianluigi Buffon, cuatro ases que se han despedido de sus respectivos clubes y aficiones, un póker de futbolistas que nos ganó a todos.

Hace unos días le dediqué unas palabras en esta misma sección de LA NUEVA ESPAÑA a Andrés Iniesta, el centrocampista del Fútbol Club Barcelona que ya forma parte de la historia de nuestro país, en parte, gracias a aquel gol en Sudáfrica que nos proclamó campeones del mundo por primera vez. El chavalín de Fuentealbilla (Albacete, 1984) ha conquistado 32 títulos como barcelonista en las quince temporadas que ha jugado con el primer equipo. Si es considerado por todos un as con el balón no lo es menos por su comportamiento lejos de los estadios. Siempre prudente, educado, amable y cortés. Ahora se embarca en una nueva aventura que nos impedirá seguir disfrutando de su magia cada semana.

Otro as que se ha despedido es Fernando Torres, el delantero del Atlético de Madrid. El "Niño" (Fuenlabrada, 1984), como le bautizaron los colchoneros, deja un poso inolvidable. Suyo fue aquel gol en la final del campeonato de Europa de selecciones en 2008 frente a Alemania en el estadio Ernst Happel de Viena, que también tuve la inmensa fortuna de ver in situ, y que supuso el inicio de los cuatro años más laureados de la selección española de fútbol. Torres, posiblemente el jugador más emblemático de la historia del Atleti, seguirá jugando la próxima temporada pero no lo hará en el campeonato doméstico. Quizá se reencuentre con su amigo David Villa en Estados Unidos y nos brinden la posibilidad de revivir momentos mágicos. Con menos palmarés, pero igual de reconocido y admirado, Xabi Prieto (San Sebastián, 1983) también ha decidido despedirse. No olvido cuando debutó con el primer equipo de la Real Sociedad. Fue en septiembre de 2003 en un partido de Copa del Rey en Oviedo. Casi tres lustros después cuelga las botas el mediocentro más querido del conjunto txuri-urdin. "Mi sueño no era ser futbolista sino jugar en la Real y me siento feliz por ello, por haber tenido la suerte de poder hacerlo", dijo el día de su despedida el quinto jugador con más partidos disputados con la camiseta blanquiazul, un ejemplo para todos, en especial para los chavales que a diario van a entrenar a Zubieta y que han tenido en Xabi Prieto el mejor espejo en el que mirarse. Y completo el póker de ases con Gianluigi Buffon (Carrara, 1978), el eterno guardameta de la Juventus de Turín y la selección italiana de fútbol. En su país dicen que en los Alpes Apuanos, además de extraer de las canteras el famoso mármol blanco que entusiasmó a Miguel Ángel para dar forma al "David", también se esculpió al mejor portero del mundo.

Quienes hemos tenido la oportunidad de verlos jugar sabemos que nos ofrecieron un espectáculo. Lo que pensábamos fuera, ellos lo hacían en el campo y cada vez que han hablado públicamente lo han hecho con tanta naturalidad que siempre ha dado la sensación de estar dando una lección a cualquier chaval de las categorías inferiores. No hay duda, los aficionados al fútbol perderemos esta primavera a cuatro ases que nos ganaron a todos. Veremos cuánto tiempo pasa hasta volver a disfrutar de un póker así.

Compartir el artículo

stats