Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Hasta luego, Ámsterdam

Diez años de expansión del oviedismo por tierras holandesas

Después de unos cuantos meses sin utilizar mi pluma azul, la uso para despedirme de Ámsterdam y de la Peña Azul Amsterdam.

Han tenido que pasar diez años en Ámsterdam y dos como presidente de la Peña Azul Amsterdam para tomar la decisión de vuelta a Madrid para toda la familia Arbesú Díaz-Vieito.

Soy de la opinión que el oviedismo se fortalece cuando estás más lejos de los tuyos y no ha sido una excepción en mi caso.

Trataré de enumerar aquellos momentos que desde la ciudad de los canales me han marcado como oviedista:

Uno: última temporada en el barro 2008-2009. Me ayudó a darme cuenta que no era nuestro sitio.

Dos: junio de 2009: Ascenso a Segunda B contra el Mallorca B. Primer año en Ámsterdam y la rabia al parar ese penalti Aulestia todavía me emociona.

Tres: seguir disfrutando en Segunda B de los goles de don Diego Cervero.

Cuatro: ascenso a Segunda B, junio de 2015, en Cádiz: Sin palabras.

Cinco: vuelve el derbi ante el Sporting y dejamos las cosas claras.

Podría seguir hasta 1.926 momentos pero no hay papel que lo pague, no se puede enumerar el haber creado la Peña Azul Amsterdam, ese día fue eterno. Ainhoa, Andre, Belén, Carla, Emilio, Pipo, Javier, Chefo, Lennart, Manu, Pablo, Paulino, Piero, Reyes, Sara y Simon?Gracias por compartir nuestra locura azul y sobre todo nuestro sentimiento.

Desde Madrid seguiremos animando a nuestro equipo y creo que la temporada 2018-2019 será una temporada llena de éxitos no solo en el aspecto deportivo sino también en el aspecto institucional. Tengamos paciencia y trabajemos todos juntos en una misma misión que es volver a Primera División.

Dejamos Ámsterdam más azul que nunca y volvemos a Madrid, estaremos más cerca de Vetusta y estaremos más cerca de todos los oviedistas. Sigamos luchando por nuestros colores y sigamos exigiendo que nos respeten.

Un abrazo para todos aquellos que solo ven males en el Real Oviedo y en su gestión, estad tranquilos porque esos males se convertirán en oro y puede que cuando llegue ese momento el carro esté lleno.

Ha sido un honor para mí y para toda mi familia haber ayudado al Real Oviedo a expandir su color por tierras holandesas, fue nuestra misión y el objetivo se ha cumplido. Y recordar que en la rula no preguntan, apuntan.

Compartir el artículo

stats