DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pablo González

EN TERRITORIO COMANCHE

Pablo González

Gallego y el objetivo

El Sporting ya tiene su versión del "día a día" de Stallone en "Rambo" y del "partido a partido" de Simeone. Ahora lo que mola en el Gijón del alma es el "peleamos solo por un objetivo: el semanal". No lo dice cualquiera, lo dice David Gallego, el técnico rojiblanco de nuevo cuño que asegura estar encantado al ver a su hinchada haciendo cola para renovar el abono. De momento, el ex del Espanyol se librará de las iras de la grada en caso de que las cosas no empiecen como se esperan por eso del fútbol mudo y sordo al que obliga el covid. Lo del objetivo semanal está bien, no queda otra y nadie tiene una bola de cristal para saber lo que pasará más allá de cada fin de semana. Sirve para evitar eso de tener que tirarse en plancha y verse en la obligación de explicar a qué aspira este Sporting: si es candidato al ascenso o a sumar los 50 puntos de rigor. Tampoco se le puede exigir ahora a Gallego, protegido hasta la fecha por lo raruno que está siendo todo por culpa del coronavirus, que se moje sobre lo que puede dar su equipo cuando es posible que el once que salte hoy ante el Logroñés se parezca poco al que se vea en octubre una vez que se cierre el mercado. Pero Gallego tampoco podrá escudarse en la tardanza de los refuerzos si con el objetivo semanal no da para cumplir con el expediente exigido por mucho que ahora diga que sabía lo que había. Hoy toca el Logroñés, el primero de muchos objetivos semanales. A ver qué pasa y qué nos cuentan luego.

Compartir el artículo

stats