Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pablo González

En territorio comanche

Pablo González

El Verde y el vértigo

El Sporting se queda en blanco en una mala tarde en Anduva

El verde quirófano con el que el Sporting se quiso lucir en Anduva en homenaje a los sanitarios no fue nada esperanza. Un gol de pinball del Mirandés fue suficiente para atragantar la jornada a los rojiblancos. Ya se sabía, o más bien se temía, que este Sporting no es

A partir de ahí fue todo correr, correr y correr. Sobre todo por parte del Mirandés. Aunque el Sporting lo intentó y no bajó los brazos, la capacidad de los de Gallego para pisar el área contraria mostrada en los últimos partidos pareció esfumarse. El muchacho de oro intentó celebrar su nueva internacionalidad con la sub-21 con una victoria a base de algún chispazo. Pero nada acompañó.

Tampoco hizo mucho por ello el Sporting. Ni el técnico, que esta vez no dio con la llave del éxito con sus cambios, que no respondieron. Con el 1-0 algo había que hacer y optó por una pequeña revolución. Agua. Cosas del fútbol: el equipo de la quinta del cole ha pasado de dejarlo todo para las segundas partes, a desplegar sus mejores momentos en las primeras. Pero los partidos duran hora y media. De todas formas, dosis de optimismo en estos tiempos de peligro: una mala tarde la tiene cualquiera y hasta ahora se han visto pocas. Los rojiblancos siguen ahí, a lo suyo, ocupando un puesto de privilegio. Aunque esta semana vivir en las alturas dará algo de vértigo.       

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats