Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pablo González

En territorio comanche

Pablo González

JF piensa en chino

Preparen el diccionario español-mandarín y busquen la receta de hormiga sube a árbol. Javier Fernández no descarta zambullir a su Sporting en el acaudalado mercado chino. Tendrá que convencer a Javi Rico para que el DD empiece a tomar clases de cantonés por si hay que peinar el mercado asiático en busca de algún mirlo blanco que aporte fútbol y pinchazos televisivos desde la China maoísta-capitalista. Aunque para eso aún quedan capítulos. Lo principal ahora para el presidente y sus muchachos es salvar el punto de partido al que el covid está sometiendo a las arcas rojiblancas. Hay que volver a picar a las puertas de los bancos a ver qué condiciones ofrecen los dueños del botín. Se supone que el Sporting puede presentar como aval estar libre de cargas y que tiene una plantilla a la que sacar jugo en el mercado. Y está por ver cómo avanza el mundo, el virus y los derechos de televisión. Factores cuyo control no está en manos de JF. El dueño del Sporting tampoco maneja el tarot como para desvelar si al final del curso habrá ascenso o todo seguirá igual, con el club languideciendo en Segunda. El mensaje de la propiedad no se sale de la línea marcada por Gallego: nada de alegrías que el camino es largo. Toca prudencia, recogerse temprano y gastar poco. Lo demás, leyendas urbanas, como esa que dice que al Sporting siempre le va bien cuando tira del vergel de Mareo. Palabra de un presidente que ya piensa en chino.

Compartir el artículo

stats