Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pablo González

En territorio comanche

Pablo González

La opinión del día sobre el Sporting: Gallego mira hacia las nubes

El día que las caras de Belméz dan el salto al culebrón Maradona, Gallego se pone un objetivo: vender cara la entrada al reino de los cuatro primeros

Jugadores del Sporting, en un entrenamiento

Jugadores del Sporting, en un entrenamiento

El día en el que el fenómeno de las caras de Belméz ha dado el salto al culebrón Maradona –ya ha entrado en la fase de los milagros, ahora solo falta algún resucitado– a Gallego le ha dado por soltarse y ponerse un objetivo: hay que vender caro la

Es la primera vez que a Gallego se le escapa algo más que el “partido a partido” que tan de moda puso Simeone, y al que ahora, tras acumular fichajes top en las últimas temporadas, ya no le compran lo del discurso de equipo pobre y del pueblo. Al Sporting le queda mucho por correr para llegar a ese quimérico estatus, pero está bien que el técnico de moda en la ciudad empiece a mirar hacia arriba.

Sorprende que lo haga después del resbalón en Las Palmas, que abrió el melón sobre si al equipo se le está acabando la gasolina por la ausencia de rotaciones, fenómeno que es directamente proporcional a lo corta que es la plantilla. Aunque este paso adelante bien podría entenderse como una cortina de humo para que la tropa centre la mirilla láser en otro asunto en el que entretenerse y se olvide del debate sobre el nivel de carburante. El Albacete es víctima propicia para volver a ganar y luego sentarse a ver qué ocurre frente al Espanyol. Y mejor no pensar más allá, aunque Gallego permita (o no) mirar hacia las nubes.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats