Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pablo González

En territorio comanche

Pablo González

La opinión del día sobre el Oviedo: Sangre fresca y azul

Seis jornadas sin ganar y un historial de buenas sensaciones con gatillazo final tan largo como la saga de las películas de las pesadillas con Freddy Krueger tienen a la parroquia azul con tembleque

La plantilla del Oviedo durante un entrenamiento en El Requexón

La plantilla del Oviedo durante un entrenamiento en El Requexón

Las cosas de Tebas y de su calendario asimétrico, que acaba siendo más simétrico y cuadrado que un militar prusiano, llevan a que Oviedo y Sporting midan fuerzas con Las Palmas y Tenerife. Los chicos con los chicos y las chicas con las chicas; los pijamas de franela y los asturianos con los canarios. Rivales isleños para ir preparando el derbi, el último de la temporada. Para el Oviedo, la visita del equipo que entrena “no diga gol, diga Mel” se aventura básica para ir acabando con las dudas.

Seis jornadas sin ganar y un historial de buenas sensaciones con gatillazo final tan largo como la saga de las películas de las pesadillas con Freddy Krueger tienen a la parroquia azul con tembleque y disparando a todo lo que se mueve. El “Tiburón” ya no enamora porque el Tartiere no lo ha convertido por arte de magia en un delantero matador en lugar de un gran bregador y resistente en la isla de vanguardia, ni mejorado su media de un gol cada 285 minutos.

Y qué decir de los cambios y revoluciones del Cuco: el personal no las entiende. Y ahora se añaden golpes de efecto como la aparición en escena de Javi Cueto. Chute en vena de sangre azul, la más fresca posible

decoration

Tampoco convence el rendimiento de un entramado defensivo que besa la lona al primer golpe en una historia que se viene repitiendo con demasiada frecuencia en los últimos cursos. Y qué decir de los cambios y revoluciones –antes llamadas rotaciones– del Cuco: el personal no las entiende. Y ahora se añaden golpes de efecto como la aparición en escena de Javi Cueto. Chute en vena de sangre azul, la más fresca posible. Veremos en qué queda la operación.

Compartir el artículo

stats