Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pablo González

En territorio comanche

Pablo González

La opinión sobre la Superliga (IV): El milagro de Florentino

Con su torpeza de la Superliga, Florentino ha convertido a personajes como Tebas, Ceferin o Guardiola en los cromos preferidos de los enemigos del fútbol moderno

Florentino Pérez

Florentino Pérez Reuters / Sergio Pérez

Florentino sigue haciendo milagros. El último lo coloca al borde de la canonización después de que el boicot a la Superliga haya convertido a personajes como Tebas, Ceferin o Guardiola en los cromos preferidos de los defensores del fútbol del pueblo, de los enemigos del fútbol moderno. Tal ha sido la torpeza del tito Floren que ha logrado que tipos tan siniestros como Peter Lim saquen de paseo a sus jugadores con una camiseta para reivindicar que el fútbol es de los hinchas. Y todos a tragar porque más vale dictador conocido que libertador mesiánico por venir.

Luego está la sensación de que el tito Floren ha perdido lucidez de un tiempo a esta parte. No contento con presentar el proyecto en el “Sálvame” del balón, el presidente del Real Madrid acabó de colgarse en “El larguero” con afirmaciones delirantes. Entre otras cosas, y a sus 74 años, justificó la espantada de los clubes ingleses porque sus propietarios son personas que tienen "una edad" y que se asustaron cuando vieron a cuarenta ultras protestar en el campo del Chelsea, para luego asegurar que los británicos siguen a su lado y que conoce mejor que nadie al socio del Barça.

Da la sensación de que el tito Floren ha perdido lucidez. Entre otras cosas, y a sus 74 años, justificó la espantada de los clubes ingleses porque sus propietarios son personas que tienen "una edad" y que se asustaron ante los ultras del Chelsea

decoration

Mientras tanto, aliados y enemigos se rearman y se reposicionan. El PSG y el Bayern son más amigos de la UEFA y al Barça y al resto de los golpistas se les ve como a unos gamberretes a los que bastará castigar con un tirón de orejas para recordarles quién manda. El problema es el Madrid, ese que, siempre según el tito Floren, no es un club rico salvo en títulos. Así que más le valdría tener preparado un milagro, y de los gordos, por si a Ceferin le da por ponerse en modo vengador no vaya a ser que a partir de ahora los títulos se le resistan tanto como la Superliga.  

Compartir el artículo

stats