Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pablo González

En territorio comanche

Pablo González

La opinión del día sobre el Oviedo: El nuevo objetivo azul

Ya se vislumbra a los sufridos seguidores azules haciendo cuentas y balances con cada gol y punto ganado o perdido, que 200.000 euros arriba o abajo dan para fichar (o desfichar) a alguna nueva pieza de cara a la próxima temporada

La plantilla del Oviedo durante un entrenamiento en El Requexón Luisma Murias

Tras los abrazos, las palmadas en la espalda y los puñetazos en el pecho “por lo bien que lo hemos hecho”, el Oviedo disfruta de la resaca de haber cerrado (virtualmente) la permanencia en Segunda buscando desesperadamente, y no precisamente a Susan, un objetivo con el que motivarse en las cuatro jornadas que le quedan por delante.

Ahora la cosa va de ganarlo todo para quedar lo más arriba posible, que hay en juego unos 600.000 euros de la televisión de Tebas según el puesto final en la clausura del torneo. No vendrían mal en un contexto económico que ha puesto patas arriba el covid y que en el caso del Oviedo introduce la variable de qué ocurrirá con lo que falta por facturar a NMR por su patrocinio.

Así que ya se vislumbra a los sufridos seguidores azules haciendo cuentas y balances con cada gol y punto ganado o perdido, que 200.000 euros arriba o abajo dan para fichar (o desfichar) a alguna nueva pieza de cara a la próxima temporada. Seguro, seguro, que la hinchada azul está deseando jugar al “Football manager” con el equipo de Vallina, Arnau y Don Federico y no conocer cómo va a ser el nuevo proyecto, del que seguro que próximamente se sabrá algo.

Hay que ir testando lo que opina el sanedrín de las redes, el gran consultor en estos tiempos inciertos. En Madrid, el tito Floren tira de encuesta; en la periferia la clase media acude a otros métodos

decoration

Hay que ir testando lo que opina el sanedrín de las redes, el gran consultor en estos tiempos inciertos. En Madrid, el tito Floren tira de encuesta; en la periferia la clase media acude a otros métodos. Crucen los dedos.

Compartir el artículo

stats