DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pablo González

En territorio comanche

Pablo González

La opinión del día sobre el Sporting y el Oviedo: Lunes al sol y de gol

El principio del fin de la temporada trae la necesidad de meter tijera al número de equipos en Segunda: ha llegado el momento de que los que gestionan el fútbol como una empresa del IBEX 35 se ganen el sueldo

Javier Tebas

Javier Tebas

La Asturias del balón vive un fin de semana de campo y playa mientras espera por lo que está por llegar, no se sabe si un lunes al sol, al gol o de padrenuestro. Hay que ir acostumbrándose, que el calendario obliga y a partir de ahora habrá muchas citas semanales de tarde-noche. ¡Viva la primavera-verano del camarada Tebas!

El patrón se ha ido librando de las quejas por los horarios debido a la aparición del bicho que nos encerró a todos en casa. Pero ahora que ha conseguido lo que quería habrá quien brame y denuncie (otra vez) que lo de ir al “fúrgol” entre semana y de noche no apetece. También los habrá que no recuerden por dónde se va al estadio después de tanto tiempo.

Aunque los habituales de El Molinón y del Tartiere tendrán que esperar, pero solo un poco. Igualito igualito que los que están impacientes por ver colocada la estatua de Quini: ante todo mucha calma; está en camino y todo llega. Curvas pandémicas y vacunas, escayola y bronce han servido de entretenimiento para una semana que significará el inicio del principio del fin... de la Liga en Segunda, donde, por cierto, ya es hora de que los clubes metan tijera.

Se hace indispensable una Liga de 20 o 18 equipos. Con un negocio que acabará arrancando en plena “operación salida” del 1 de agosto, Mundiales en noviembre y un Barça-Madrid en USA hay que poner punto final a esta agonía

decoration

Se hace indispensable una Liga de 20 o 18 equipos. Con un negocio que acabará arrancando en plena “operación salida” del 1 de agosto, Mundiales en noviembre y un Barça-Madrid en USA hay que poner punto final a esta agonía. Ha llegado el momento de que los que gestionan el fútbol como una empresa del Ibex 35 se ganen el sueldo, que no siempre saldrá un Roures o un Gómez Navarro al rescate.

Compartir el artículo

stats