DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

José Víctor Fernández

Horizontes de grandeza

Cambio de ciclo en el Madrid. Como socarronamente advirtió Ancelotti “aquí cambian los entrenadores, pero siguen los mismos periodistas”. Más o menos, Carletto, que también siguen algunos presidentes, y no hace falta señalar. Pero no desviemos la cuestión, y la cuestión de calado es qué futbolistas van a seguir, van a marchar o llegarán. Ese es el tema importante. Con los mimbres del año pasado no habría manera de hacer cestos, VAR arriba o VAR abajo, porque los años pasan irremediablemente y porque además hay gente subida al barco que definitivamente no presentan credenciales para integrar la tripulación.

Ha llegado Alaba, buena incorporación, que aporta además versatilidad a la línea defensiva (como el eficaz Nacho, poco valorado por ser producto de la casa y que trabaja bien en cualquier puesto) y eso deja en el alero la continuidad de Sergio Ramos, que ve debilitarse su posición negociadora por momentos. La ausencia de su figura en la promoción de los nuevos equipamientos de la plantilla es una señal que los conocedores de la Casa sabrán apreciar. Renueva, lógicamente, Lucas Vázquez. Varane depende de factores financieros.

Marcelo, Isco, Jovic y Mariano han recibido buenas palabras, unos más que otros, pero no tienen futuro claro en esta nueva etapa. Bale y Hazard son temas aparte. Ya está dicho que el campo decidirá, en feliz sentencia de Ancelotti, pero en estos casos habrá que escuchar los susurros, también, del área financiera. Si las gradas estuvieran activas tendrían billete hacia lejanos céspedes.

El trío de intocables centrocampistas proseguirá, pero con recambios más frecuentes (Valverde, Odegaard, Ceballos…) y llega la cuestión principal, pendiente desde la marcha de CR, ¿quién pondrá los necesarios goles para apuntalar los de Benzema? Mbappé, Haaland… ¿o quién? En la plantilla difícilmente se encontrarán. Si no, adiós a los horizontes de grandeza por muchas grúas que se dibujen en ellos.

Compartir el artículo

stats