Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Nacho Azparren

Catenaccio

Nacho Azparren

La opinión sobre el Real Oviedo: Rubén Reyes, entre líneas

Cada director deportivo impulsa un estilo. A Del Pozo le gustaba que cada fichaje resaltara su importancia en la contratación. Cuestión de ego. Michu usaba un tono pedagógico: recordada es su másterclass en tope salarial. Arnau entraba al trapo a cualquier cuestión, no le importaba valorar nombres propios. Con Rubén Reyes conviene leerle con traductor, buscar las claves entre líneas.

El director deportivo del Oviedo se mojó ayer en algunos temas (“hubiera firmado estos fichajes”) y se reservó en otros (la cifra del tope o las pintadas en El Requexón). Pero lo más importante de su intervención son los mensajes cifrados, “la Ponfe ha fichado a 13, no quiero excusas” como invitación a lograr resultados.

Pero quedémonos con sus sentencias sobre CVC: “No he hecho fichajes sin tener salario Liga. No he contado con la previsión del fondo. Hay gente que sí lo ha hecho y me parece una mala praxis”. Aclaración rápida: Un club puede fichar jugadores con el tope sobrepasado. Otra cosa es que la Liga le deje inscribirlos. Pero, ¿qué pasaría si tienes conocimiento de que se va a aprobar un convenio por lo que vas a ingresar un dinero extra que te permita aumentar tu tope? Pues que, aunque tengas el límite salarial sobrepasado, no te importará generar más gasto. Porque luego, con la varita mágica de la Liga Impulso, todo cuadrará.

Parece claro el malestar de Reyes con el cambio de reglas sobre la marcha. Al alumno aplicado no le convencía que se rebajara la nota de aprobado. Menos aún las formas. A estas alturas es evidente que el Oviedo desconocía la negociación con CVC hasta el anuncio de Tebas. Y la sospecha en el club es que algunos sí lo sabían semanas antes. ¿Información privilegiada? Muchos en el club miran con recelo a la forma de proceder de los vecinos (y algún club más) este verano...

Compartir el artículo

stats