Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pablo González

En territorio comanche

Pablo González

Tras la derrota del Sporting, el Oviedo y Vinicius: Lo mejor está al final

El Sporting pierde con Villalba en modo espectáculo, el Oviedo presume de apellido de general de la Blitzkrieg y el brillo de Vinicius

Villalba se lamenta tras con los jugadores del Eibar detrás celebrando el 3-2 de Leschuk Área 11

A veces lo mejor es comenzar por el final. En el fondo de la pota es donde suele concentrarse lo más sabrosón o por lo menos sirve para resumir lo más rápidamente posible lo ocurrido. Así que toca hablar, aunque sea un poco, de Vinicius.

El brasileño ha pasado de ser protagonista de las chanzas sobre su incapacidad para finalizar nada a sostener con sus goles y asistencias al Real Madrid. La flor (o no) de Zidane se ha quedado en el jardín de Ancelotti. Remontada exprés blanca en Valencia y, cómo no, al final, siempre al final.

Pero antes del golito y asistencia de Vinicius, partido de los que prestan en Ipurúa a pesar de que el Sporting regresó de vacío, pero con la satisfacción de ver a un Villalba en modo espectáculo. Todavía es septiembre, pero... ¿alguien se acuerda de quién jugaba antes ahí, en la mediapunta? Por ahora el Sporting está ganando con el cambio. Ya tocará hacer números a final de curso.

Lo cierto es que, y ya de vuelta a Ipurúa, rojiblancos y armeros se hincharon a hacer regalos al rival, pero al final los tres puntos cayeron para el lado vasco. Y con protagonismo de un viejo conocido como Leschuk. Esos goles con sello del eterno rival son de los que más escuecen, sobre todo a la tribuna. Aunque el cabezazo del tiburón argentino tuvo efectos secundarios: el Eibar sacó de puestos de play-off al Oviedo.

Durante varias fases de la jornada ya había quien se humedecía al comprobar que la clasificación auguraba una hipotética promoción Sporting-Oviedo

decoration

Durante varias fases de la jornada ya había quien se humedecía al comprobar que la clasificación auguraba una hipotética promoción Sporting-Oviedo.

No se ha cerrado todavía la sexta jornada y ya hay a quien le da por estos juegos que, de convertirse en realidad, pueden acabar en un repunte bestial de los problemas cardiacos en la región. Por lo demás, en la casa azul se sigue saboreando el primer gol de Brugman como oviedista. Lo uruguayo siempre gustó mucho en la capital. Ahora solo falta que el mediocentro con apellido de oficial alemán de la Blitzkrieg también guste al Cuco. Y Montiel, y Jirka, y Pombo, y, y...

Al técnico azul le ha salido un tropel de vigilantes de las esencias que miden al milímetro los minutos que disputan unos y otros. Hay quien teme que ocurra lo mismo que hace un año con Aburjania y Mujica. Ziganda ya ha demostrado que es de los que prefieren ir despacio con ciertos asuntos y empezar el libro siempre por el principio, aunque lo mejor se suponga que es siempre lo del final.

Compartir el artículo

stats