Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pablo González

En territorio comanche

Pablo González

La opinión sobre el Oviedo-Sporting: La semana, bien, gracias

Las ganas de derbi tapa el nuevo mal rollo entre azules y rojiblancos, JF recibe el aplauso de los suyos y el Oviedo prefiere un perfil bajo mientras trata de sofocar una crisis en el juvenil

Alta tensión entre el Real Oviedo y el Sporting LNE

Ya hay ganas de derbi. Lo que quedan son horas de trámite y de nervios. El segundo capítulo de lo que en su día se bautizó como la “crisis de los urinarios” calentó la primera parte de la semana, con el Sporting negándose a que la Mareona tuviera que tragarse un viaje con duración de vuelo transoceánico para ir a la vuelta de la esquina.

La cosa acabó con JF aplaudido unánimemente por los suyos -algo a lo que la propiedad está poco acostumbrada ya desde la noche de los tiempos- y con otra brecha en las relaciones entre el Oviedo y el Sporting.

Por lo demás, se espera baño de masas en Mareo en el último entrenamiento antes del partido del fin del mundo, según Babin. La hipérbole se produce en la primera gran cita a la que se va a presentar el nuevo modelo de comunicación rojiblanco, bien conocedor de que hasta ahora daba la sensación de que los derbis no iban con el vestuario. Regla de primero de marketing: imprescindible una presentación del producto atractiva; lo de la calidad ya viene después.

Los azules han optado esta vez por un perfil bajo. Nada de calentar a las masas (cibernéticas y de carne y hueso), que los esfuerzos hay que dirigirlos a ganar (otra vez) el derbi de la ilusión

decoration

Mientras, a 28 kilómetros, los azules han optado esta vez por un perfil bajo. Nada de calentar a las masas (cibernéticas y de carne y hueso), que los esfuerzos hay que dirigirlos a ganar (otra vez) el derbi de la ilusión y a intentar cerrar sin muchos rasguños el vendaval que ha provocado en El Requexón y más allá la dimisión del entrenador del equipo juvenil, el tercero en importancia en cualquier club de “fúrgol” tras el filial y la primera plantilla. La verdad es que la semana no ha estado mal. A ver cómo acaba.

Compartir el artículo

stats