Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pablo González

En territorio comanche

Pablo González

La opinión tras el Oviedo-Sporting: Babin, regálales tu camiseta

La foto de dos mellizos rojiblancos en un mar azul de camisetas del Oviedo como muestra del ejemplar comportamiento de la dos aficiones en el derbi

Alejandro y Pelayo Vigil, en la grada del Carlos Tartiere Irma Collín / Ángel González

En el día de la resaca del derbi y la final de un equipo de estrellas contra una selección que es solo un equipo a la espera de que a sus mejores jugadores les salga barba, resulta que Babin tendrá que regalar una de sus camisetas. Por intentar hacerse con la elástica del central rojiblanco, los mellizos gijoneses Alejandro y Pelayo Vigil pasaron a la historia de los derbis asturianos por ser “cazados” por las cámaras en la grada del Tartiere con sus colores de guerra en mitad de un gran mar azul de bufandas y camisetas del Oviedo. Rojiblanco sobre fondo azul.

Toda una fotaza que captaron para LA NUEVA ESPAÑA Ángel González e Irma Collín. Los chavales no tuvieron problemas. Nadie les pegó con un palo, ni les robó la cartera. Una imagen de convivencia refrendada el día después en estas mismas páginas y que viene a demostrar que ni en Oviedo ni en Gijón hay caníbales y que se puede ir al fútbol sin tener que organizar el operativo como si se tratara de atravesar el desierto de Sonora.

¿Que si los azules celebraron aquella igualada en El Molinón que acabó con Toché y su brazalete de capitán como tarjeta de visita? Pues sí, pero ya saben, “estábamos de vuelta del barro”. Cosas de los derbis

decoration

Por lo demás, el debate de siempre. Ahora los de azul son los que se sorprenden de que el vecino celebre un empate, cuando antes festejar un empate estaba muy mal visto. Ya se sabe que la fiesta se ve dependiendo de a qué lado de la línea blanca se encuentre cada uno. ¿Que si los azules celebraron aquella igualada en El Molinón que acabó con Toché y su brazalete de capitán como tarjeta de visita? Pues sí, pero ya saben, “estábamos de vuelta del barro”. Cosas de los derbis.

Compartir el artículo

stats