Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pablo González

En territorio comanche

Pablo González

La opinión del día sobre el Oviedo y el Sporting: El rosa de Elías y chinos en Gijón

El patrón del barco azul está enamorado de la nueva camiseta del Oviedo, aunque no se sabe lo que opina de que los suyos sean los reyes del empate, aunque se puede intuir, mientras que en Gijón andan preocupados por la quiebra de Evergrande

Isina y Borja Bastón, con la segunda equipación del Oviedo para recaudar fondos contra el cáncer de mama Real Oviedo

Semana de las raras. De las de “fúrgol” todos los días. De esas en las que uno ya no sabe qué partido corresponde a qué jornada e, incluso, a qué competición. Lo mismo aparece en el zapping el Amorebieta que el Madrid en el infierno ucraniano o el Cholo brincando por la banda para sacar de quicio a algún grande de Europa, de esa Europa que nos ha aislado, pero en la que tienen problemas para llenar el depósito y las estanterías de los supermercados.

Sí, semana de las raras en la que camino de noviembre hace más calor que el 15 de agosto a las tres de la tarde en una acera sin sombra de Sevilla. Mientras, el Oviedo presenta nueva equipación. La solidaridad tiene color, en este caso el rosa de la lucha contra el cáncer de mama. Una zamarra que ha enamorado al propio Arturo Elías, el patrón del barco azul del que no se sabe lo que opina de que los suyos sean los reyes del empate, aunque se puede intuir.

Tampoco se sabe, pero se adivina, lo que dirá para sus adentros Rubén Reyes sobre lo que está sucediendo con varios de sus fichajes de postín. Habrá que esperar a la visita del Burgos de Michu, Berjón y compañía para conocer si hay rotaciones por eso de la acumulación de minutos y tal, y quiénes son los beneficiados y quiénes los perjudicados.

Mientras, a 28 kilómetros hay codazos para leer “The Wall Street Journal” y el periódico del Partido Comunista de China. La caída de Evergrande preocupa en la zona abuhardillada por eso del convenio con la academia de fútbol que financia el gigante chino. Se puede escapar una pasta gansa. Lo dicho, una semana de las raras. Y además, rosa.

Compartir el artículo

stats