Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pablo González

En territorio comanche

Pablo González

La opinión sobre el Oviedo y el Sporting: Las siete vidas del Cuco

Los que quieren colocar en Oviedo a los Paco Jémez, Sergio González, Abel Resino, Guti y compañía tendrán que aparcar el autobús en Mieres

Ziganda, en El Requexón Real Oviedo

Fin de semana de aquella manera en la madreñina astur del balón. En Gijón andan contentos por cómo el Sporting dio la cara ante el Valladolid, uno de los favoritos para todo y que demostró el clásico de lo de la rula y tal y tal: ocasión y media, dos goles y para Pucela con una victoria de prestigio. Es reseñable el cambio en la manera de jugar de los rojiblancos.

Los que bien quieren a Gallego, ese Pepito Grillo susurrador, advirtieron hace tiempo que con la vuelta del público a El Molinón más les valía a los rojiblancos abandonar ese juego de pases entre los centrales y Javi Fuego que tan buen resultado dio el curso pasado.

Y de momento, eso se ha acabado. Por lo menos, merece la pena pagar para ver un partido de los gijoneses: no hay tiempo para el bostezo. Lo único que falta es amarrar algo más –bueno, bastante más– atrás.

Los que bien quieren a Gallego, ese Pepito Grillo susurrador, advirtieron hace tiempo que con la vuelta del público a El Molinón más les valía a los rojiblancos abandonar ese juego de pases entre los centrales

decoration

Mientras, a 28 kilómetros viaje de posada y fonda a Ponferrada. El Oviedo, azul en la grada, de rosa en el campo, volvió a demostrar que el Cuco tiene siete vidas tras pasarse buena parte del partido colgado del larguero.

Vivir así no suele acabar bien, pero... Tres puntos, y para casa con la moral a tope. Ya lo dijo Marianín, “el Jabalí del Bierzo”, en estas páginas: “El fútbol de ahora es mentira, todo son pases atrás”. Amén.

Los que quieren colocar en Oviedo a los Paco Jémez, Sergio González, Abel Resino, Guti y compañía tendrán que aparcar el autobús en Mieres y seguir esperando.

Compartir el artículo

stats